Skip to Main Content

1. INTRODUCCIÓN

Este capítulo constituye un intento de establecer el nexo de unión necesario entre la gestión tradicional de las actividades de apoyo no sanitarias y las nuevas tendencias que se están imponiendo.

En este bloque, dedicado a hostelería, mantenimiento y seguridad, nos centramos en aquellos aspectos más novedosos y de creciente interés en su gestión, focalizada en la satisfacción de los clientes internos y externos. Resaltando tanto los aspectos legales y de cumplimiento de procedimientos como todos aquellos de carácter organizativo que mínimamente a nuestro juicio han de ser conocidos por las personas con algún ámbito de responsabilidad y decisión en la organización hospitalaria, asimismo nos resulta interesante destacar el tratamiento dado en el apartado de calidad al mantenimiento de los equipos de electromedicina.

2. HOSTELERÍA

El área de hostelería hospitalaria habitualmente está formada por los servicios de alimentación, limpieza, lavandería y lencería.

La información obtenida en las encuestas de satisfacción realizadas a los usuarios presentan como resultado un crecimiento en los niveles de exigencia ante estos servicios tangibles para el ciudadano, así como una postura más crítica por las expectativas no cubiertas.

Puestas así las cosas, los gestores se sitúan ante una doble exigencia, por una parte asegurar la asistencia sanitaria, cada vez con mayores niveles tecnológicos y de responsabilidad, y por otra garantizar que esta se presta en las mejores condiciones de confortabilidad.

Para hacer frente a estas demandas, los centros hospitalarios están incorporando a empresas especializadas en hostelería, lo que ha supuesto un cambio relevante frente a los sistemas tradicionales (generalmente gestionados con medios propios), y ha posibilitado la incorporación de modelos de aseguramiento de la calidad y de sistemas tecnológicos acordes con los niveles de exigencia requeridos.

Las nuevas y más estrictas reglamentaciones en higiene alimentaria, o la necesidad de homologación para ciertos productos utilizados en limpieza, así como la trazabilidad requerida para cualquier proceso, hacen necesario incorporar estructuras empresariales ágiles, flexibles y con capacidad de adaptación y respuesta adecuadas a cada circunstancia.

3. MANTENIMIENTO

En el Congreso Internacional de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico de 1963, se definió el mantenimiento como la función empresarial que se encarga del control constante de las instalaciones y los equipos, además del conjunto de trabajos de reparación y revisión necesarios para garantizar el funcionamiento regular y el buen estado de conservación de las instalaciones productivas de servicios e instrumentación de los establecimientos.

Campo de actuación y funciones

De la definición de servicio de mantenimiento se puede deducir el ámbito de actuación del mismo, que se enmarca dentro de los siguientes campos de trabajo:

Mantenimiento general, seguridad industrial, gestión técnico-administrativa.

Mantenimiento general

Consiste en una actuación continua y programada sobre las instalaciones ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.