Skip to Main Content

PREÁMBULO

Habitualmente hablaremos del «sistema laboratorios», refiriéndonos a la totalidad de los existentes en un centro sanitario, aunque en ocasiones las recomendaciones podrán aplicarse únicamente a alguno o algunos de ellos. No obstante, el espíritu con que abordamos y recomendamos que se emprenda la gestión de laboratorios es sin duda integrador.

Es necesario combinar el desarrollo del conocimiento de las diferentes disciplinas y especialidades que integran el área de diagnóstico biológico, de manera que la dotación tecnológica y el modelo de organización se desarrollen sin perder de vista el contexto del conjunto y las necesidades de la red asistencial.

1. INTRODUCCIÓN

Los laboratorios de análisis clínicos, hematología, bioquímica, microbiología y sus disciplinas asociadas, forman en su conjunto un área común de servicios, que constituye sin duda uno de los pilares básicos de apoyo a la actividad asistencial. Conforman una organización dedicada a la atención sanitaria, compuesta por tecnología y conocimiento, y cuyo producto final es una información con valor añadido, modulada por el adecuado tiempo de respuesta.

Los laboratorios clínicos están en continuo cambio debido a su propia naturaleza, a la influencia de múltiples decisores, a la coexistencia y sucesión de diferentes organizaciones y modelos de gestión, así como a la variabilidad de los sistemas de compra y contratación.

La importancia del laboratorio clínico en el sistema sanitario obedece a tres aspectos:

  • Relevancia clínica.

  • Consumo de recursos.

  • Posibilidad de gestión conjunta.

El laboratorio es la herramienta diagnóstica más utilizada, estando presente en más del 80 % de las decisiones clínicas y en el 95 % de los procesos asistenciales hospitalarios.

En España se realizan al año unas 650 millones de determinaciones, que suponen un gasto del orden de los 2.300 millones de euros, de los que aproximadamente el 55 % se gasta en consumibles y suministros, y el otro 45 % en recursos humanos. Por otra parte, la clave de su importancia para el gestor sanitario estriba en la posibilidad de gestionar conjuntamente los laboratorios, y en el hecho de que durante mucho tiempo esto no se ha hecho así en buena parte de las grandes organizaciones pertenecientes generalmente al sistema público.

Fruto de las nuevas corrientes de gestión están surgiendo en los laboratorios alianzas y colaboraciones entre diferentes servicios (hematología, bioquímica, microbiología, inmunología), pero también entre diferentes centros (hospital de referencia, hospital de área, centro de especialidades, etc.), e incluso entre diferentes organizaciones, y hasta con proveedores.

El objetivo de las mismas es incrementar la cartera de servicios, la de clientes, la calidad de las prestaciones, la optimización de los recursos e infraestructuras y, por supuesto, la reducción de costes. Esto implica una cada vez mayor atención al aprovisionamiento y la decisión de compra.

...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.