Skip to Main Content

1. INTRODUCCIÓN

La estrategia de crónicos aspira a ser una nueva forma de organizar la prestación de la atención para mejorar todas las dimensiones del sistema (resultados de salud, satisfacción, calidad de vida de pacientes y cuidadores, y sostenibilidad). Esta transformación requiere un periodo de tiempo largo (al menos de 2 a 5 años) antes de mostrar un impacto sustancial en el sistema.

La adecuada respuesta a las necesidades de las personas que padecen enfermedades crónicas constituye uno de los principales retos para el Sistema Sanitario Vasco (SSV), ya que la cronicidad tiene un impacto múltiple: representa una importante limitación en la calidad de vida y el estado funcional de las personas que la padecen; una pesada carga en términos de morbilidad y mortalidad; y un incremento de los costes sanitarios y sociales, que compromete la sostenibilidad a medio plazo del sistema sanitario.

La transformación en este ámbito requiere modificar los marcos conceptuales vigentes, para permitir curar y cuidar, en sus acepciones más amplias, articulando adecuadamente para ello las políticas sociales y de salud. La persona y su entorno, su salud y necesidades pasan a ser el foco central del sistema, en detrimento de la mera atención a la enfermedad.

La estrecha relación entre enfermedad crónica y dependencia también es determinante de cara a priorizar e identificar las políticas sanitarias y sociales más adecuadas.

Otro aspecto que no debe obviarse es el hecho de que la cronicidad requiere actuar de forma proactiva sobre los determinantes de la salud, a través de actuaciones de promoción y prevención.

En resumen, la cronicidad es un fenómeno que plantea un reto global y requiere una respuesta sistémica. Más allá de enfermedades concretas o colectivos específicos, se deben contemplar desde los condicionantes estructurales y los estilos de vida que inciden en la progresión de las patologías, hasta las necesidades sociosanitarias del enfermo crónico y sus cuidadores: desde las etapas iniciales hasta la atención de la fase final de la vida, pasando por la atención, la convalecencia y la rehabilitación.

La estrategia de crónicos de Euskadi aspira a transformar el Sistema Sanitario Vasco para responder a las necesidades que genera el fenómeno de la cronicidad en cada uno de sus colectivos: pacientes crónicos y sus cuidadores, profesionales sanitarios, y ciudadanos en general.

Se trata de cambiar el actual sistema, que se comporta de forma reactiva ante las enfermedades y está concebido para tratar episodios agudos. Se propone por tanto un modelo organizativo de carácter proactivo.

Los expertos coinciden en que es preferible gestionar las enfermedades crónicas en atención primaria, pero los hospitales deberán también innovar en la gestión de los enfermos crónicos, ya que atender a estos pacientes en sus momentos agudos es parte de la gestión integral de dicho paciente.

Finalmente, es importante reseñar que debe gestionarse adecuadamente la dicotomía entre ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.