Skip to Main Content

Corteza suprarrenal

Las glándulas suprarrenales son dos órganos endocrinos, de forma triangular, situadas en el retroperitoneo en el polo superior de los riñones. Su función es regular las respuestas al estrés a través de la síntesis de corticosteroides (principalmente el cortisol) y catecolaminas (adrenalina). En el adulto cada glándula mide de 4 a 6 cm y pesa alrededor de 4 g, pero pueden variar en las diferentes patologías. Las glándulas suprarrenales están formadas por la corteza y médula, cada una con diferente origen embriológico, estructura y función; inmediatamente por debajo de la cápsula se encuentra la corteza que corresponde a 90% de la glándula y sintetiza tres tipos diferentes de esteroides; se encuentra compuesta de afuera hacia adentro por tres zonas:

  1. Zona glomerular: representa 15% de la corteza, con producción de mineralocorticoides, de los cuales el más importante es la aldosterona.

  2. Zona fascicular: corresponde a 75% de la corteza, con producción de glucocorticoides, sobre todo cortisol.

  3. Zona reticular: con producción de esteroides sexuales, estrógenos y andrógenos. La médula suprarrenal está compuesta por células cromafines que sintetizan y secretan catecolaminas, adrenalina y noradrenalina.

Las enfermedades de la corteza suprarrenal se pueden dividir de acuerdo con su asociación a hiperfunción o hipofunción cortical.

Hiperfunción de la corteza suprarrenal (hiperadrenalismo)

Debido a que existen tres tipos principales de corticosteroides elaborados por la glándula suprarrenal, los síndromes de hiperfunción también se dividen en tres: hipercortisolismo (síndrome de Cushing), hiperaldosteronismo (síndrome de Conn) y los síndromes adrenogenitales o virilizantes.1

Hipercortisolismo (síndrome de Cushing)

Se denomina síndrome de Cushing al conjunto de signos y síntomas provocados por una elevación de las concentraciones de cortisol. Existen cuatro probables causas del exceso de cortisol,2 la causa más frecuente es yatrogénica, secundaria a la administración terapéutica de glucocorticoides exógenos (síndrome de Cushing exógeno independiente de la ACTH). Las otras tres causas corresponden a síndromes de Cushing endógenos, los cuales se pueden clasificar de acuerdo con los niveles de ACTH en:

Síndrome de Cushing ACTH dependiente

Por un aumento en la producción de ACTH que estimula a la glándula suprarrenal, puede ser producido por:

  1. Enfermedad hipotalámicohipofisaria asociada a hipersecreción de ACTH: la secreción de ACTH por una enfermedad hipofisaria es conocida como enfermedad de Cushing y corresponde a la forma más frecuente de hipercortisolismo endógeno (50 a 60% de los casos). Las manifestaciones clínicas de hipercortisolismo de cualquier etiología se conocen como síndrome de Cushing, y el término de enfermedad de Cushing se utiliza sólo cuando el hipercortisolismo es secundario a una secreción excesiva de ACTH por un tumor hipofisario. Es más frecuente en mujeres que en hombres, con una relación 4:1, y con un pico de incidencia máximo en la tercera y cuarta décadas de la vida. La mayoría de los pacientes presenta un microadenoma funcionante productor de ACTH, y ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.