Skip to Main Content

Introducción

La pared del cuerpo uterino está conformada por músculo liso (miometrio) y revestida interiormente por una banda de estroma endometrial. Ambos componentes, muscular y estromal, responden a los diversos estímulos hormonales. Los bajos niveles hormonales condicionan hipoplasia, característica en la niñez, edad avanzada y algunos síndromes genéticos. Es preciso tener en cuenta que los miocitos preservan siempre su capacidad de respuesta hormonal, incluso tras largos años de inactividad senil.

Las altas concentraciones hormonales de la gestación condicionan fenómenos tanto de hiperplasia (aumento del número de miocitos) como de hipertrofia (aumento del volumen citoplásmico).

La patología miometrial es fundamentalmente hormonodependiente, ya que incluso sus tumores más frecuentes (los leiomiomas) poseen este origen. Fuera del periodo puerperal, son raros los procesos inflamatorios.

Patología del miometrio

Adenomiosis y endometriosis

La adenomiosis consiste en la presencia de islotes endometriales compuestos por glándulas y estroma en el interior de la pared miometrial y rodeados por una reacción proliferativa del miometrio. Su origen se desconoce, aunque se ha planteado que se trata de un crecimiento anómalo del endometrio basal a través del miometrio. En algunos casos, su origen puede deberse a traumatismo quirúrgico (histerotomías, cesáreas, legrados profundos). La adenomiosis puede afectar focal o difusamente al miometrio, produciéndose un marcado aumento del grosor miometrial. Las formas focales, nodulares y localizadas se denominan adenomiomas. Los islotes ectópicos endometriales son visibles en la ecografía. Macroscópicamente, se observan imágenes puntiformes de color rojo y café diseminadas por el espesor miometrial. No es clara su relación con una de las enfermedades más frecuentes en la edad fértil: la endometriosis.

La endometriosis (capítulo 49) es una de las enfermedades más frecuentes y prevalentes del aparato genital femenino. Consiste en la presencia de tejido endometrial ectópico compuesto por glándulas y estroma endometrial.Esta lesión se halla por lo general en ovarios, trompas uterinas, fondo de saco, ligamentos uterinos y peritoneo pélvico. Otros sitios menos frecuentes son recto, sigmoide, tabique rectovaginal, tracto urinario y cicatrices quirúrgicas de laparotomía o cesárea. El endometrio ectópico posee la misma capacidad de respuesta hormonal que el endometrio eutópico o habitual. Por esa razón es capaz de experimentar descamación y hemorragia cíclica, cuyos productos son vertidos y acumulados en el interior de los tejidos o en la cavidad peritoneal. Estos productos hemorrágicos inducen una marcada fibrogénesis, destruyendo cicatricialmente tejidos como el ovario y produciendo bridas adherenciales en órganos pélvicos e intestino.

La endometriosis tiene lugar en mujeres en edad fértil en la cuarta década, y se asocia casi siempre a nuliparidad. Su afectación ovárica es responsable de gran parte de los cuadros de esterilidad en el mundo occidental. Clínicamente, cursa con un cuadro de dismenorrea grave, dolor pélvico (predominio premenstrual) y de masa tumoral. Las localizaciones anómalas de la endometriosis están representadas por su presencia en el seno de tejido cicatricial, por lo general ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.