Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Las concentraciones circulantes de glucosa en plasma se mantienen dentro de un rango relativamente estrecho por medio de un sistema complejo de controles neurales, humorales y celulares interrelacionados. Dentro de las condiciones metabólicas comunes, el sistema nervioso central depende por completo de la glucosa plasmática y contrarresta las disminuciones en glucosa sanguínea a través de una respuesta cuidadosamente programada. A menudo esto se asocia con una sensación de hambre y, como el cerebro recibe glucosa insuficiente para satisfacer sus necesidades metabólicas (neuroglucopenia), se activa una respuesta autonómica que moviliza los depósitos almacenados de glucógeno y grasa. En estado posabsorción, las reservas hepáticas de glucógeno y la glucogénesis hepática y renal proveen glucosa de manera directa al cerebro; dicha glucosa ingresa a través de la barrera hematoencefálica por medio de un sistema específico de transporte de glucosa, en tanto que la movilización de los ácidos grasos derivados de los depósitos de triglicéridos proveen energía para la gran masa de músculos esqueléticos y cardiaco, corteza renal, hígado y otros tejidos que emplean dichos ácidos grasos como combustible básico, con lo cual ahorran la glucosa para que la utilicen los tejidos del sistema nervioso central.

El límite normal de glucosa plasmática en ayunas es, por lo común, de 70 mg/dl (3.9 mmol/L). Durante el ayuno prolongado, el ejercicio extenuante o el embarazo se pueden encontrar valores inferiores, o bien pueden suceder por errores de laboratorio. En los varones normales, la glucosa plasmática no desciende por debajo de 55 mg/dl (3 mmol/L) durante ayuno de 72 horas. Sin embargo, por razones que no están claras, las mujeres normales pueden experimentar un descenso en las concentraciones hasta 30 mg/dl (1.7 mmol/L), aun con la notable supresión de la insulina circulante a menos de 5 μU/ml. No presentan síntomas, a pesar de este grado de hipoglucemia, supuestamente debido a que la cetogénesis puede satisfacer las necesidades de energía del sistema nervioso central. La glucosa plasmática basal declina en forma progresiva durante el embarazo normal y durante ayunos prolongados pueden alcanzarse niveles de hipoglucemia. Esto puede ser a consecuencia del continuo consumo fetal de glucosa y por la disminución en la disponibilidad del sustrato glucogénico alanina. No se ha establecido la causa de la reducción en las concentraciones de alanina. El aumento notable en el ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.