Skip to Main Content

Introducción

La conjuntiva bulbar interpalpebral es una zona expuesta a irritaciones ambientales como sol, aire, frío, calor, sustancias tóxicas, que la afectan de modo constante. La conjuntiva responde a esos estímulos inflamándose; estas continuas inflamaciones producen cambios cronicodegenerativos que pueden dar origen a la aparición de NEOFORMACIONES CONJUNTIVALES.

La aparición de estas neoformaciones no siempre tiene una relación de intensidad de causa y magnitud de efecto. Existen sin duda predisposiciones idiosincrásicas, climáticas, raciales o hereditarias que determinan su aparición.

Pingüécula

Es la más común de estas degeneraciones. Aparece tempranamente en la vida, rara vez antes de los 18 años. Es una lesión de forma más o menos triangular cuya base se acerca al limbo esclerocorneal y su vértice está dirigido hacia los ángulos externo o interno del globo ocular. Se localiza en el plano horizontal de la conjuntiva en la región interpalpebral expuesta. Tiene un aspecto amarillento un tanto gelatinoso y la gente se refiere a ella como “carnosidad” (Fig. 13-1).

Fig. 13-1.

Pingüécula. Neoformación amarillenta o amarilla rojiza de aspecto triangular cuya base tiene asiento cercano al limbo.

Desde el punto de vista histopatológico se trata de una degeneración elastósica de la conjuntiva. Tiene mayor tendencia a aparecer en el ángulo nasal desde el limbo esclerocorneal, pero puede presentarse nasal y temporal, unilateral o bilateral. Con el paso del tiempo las lesiones toman un aspecto más amarillento y tienen tendencia a engrosarse. Son más frecuentes en el anciano, en quien a veces se observan con leves calcificaciones. Poseen neovascularización, por lo que con estímulos inflamatorios se observan hiperémicas y acuminadas.

La PINGÜÉCULA no es una enfermedad sino una degeneración de la conjuntiva. No hay tratamiento alguno para ella, pues no representa enfermedad alguna. Cuando las pingüéculas se observan enrojecidas o inflamadas, el uso de vasoconstrictores locales ayuda a mantener el ojo esclarecido. Su escisión, aunque puede plantearse sólo en ocasiones y su técnica es muy sencilla, tiene el inconveniente de estimular el tejido de neoformación y con ello la aparición de pterigiones o recidivas.

Pterigión

Es una degeneración conjuntival de mayor tamaño y exuberancia. Es, asimismo, una degeneración conjuntival elastósica e hialina con mayor neovascularización y tejido de neoformación. Aunque en ocasiones una pingüécula puede evolucionar a esta forma exuberante, no es frecuente que lo haga. Hay cierta disposición familiar y racial a desarrollarlo. El origen es sin duda una irritación crónica de la conjuntiva, aunque en el caso del pterigión las radiaciones solares en un terreno idiosincrásico parecen constituir la causa.

En la actualidad se acepta que la posible causa desencadenante comprenda radiaciones solares aunadas a ciertos factores hereditarios o raciales.

Cualquiera que sea el caso, su aspecto clínico y comportamiento difiere ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.