Skip to Main Content

++

Generalidades

++

La posibilidad de explorar y observar de una manera sencilla y con buena magnificación las arteriolas, vénulas y capilares es de enorme importancia no sólo para el oftalmólogo sino para cualquier médico general, internista, neurólogo, pediatra o de cualquier otra especialidad. El fondo de ojo es el único sitio del organismo donde se puede observar en vivo el lecho vascular, lo que permite sacar conclusiones en cuanto a cuál es el estado de los vasos en otros órganos y sistemas. Por otra parte, poder observar en una forma directa y amplificada el nervio óptico que se halla en estrecha relación con el encéfalo hace posible realizar conclusiones diagnósticas importantes en enfermedades del sistema nervioso central.

++

El examen del fondo de ojo requiere capacitación en el uso del oftalmoscopio directo. Realizar una buena oftalmoscopia directa depende de una técnica exploratoria adecuada y de práctica constante para poder observar el fondo de ojo, inclusive en condiciones no ideales de exploración.

++

Hay diversas maneras de explorar el fondo de ojo; algunas de ellas conciernen al especialista, pero el médico general debe dominar la técnica de la oftalmoscopia directa para distinguir un fondo de ojo normal de sus variantes patológicas.

++

Oftalmoscopia directa

++

La historia de la oftalmoscopia directa inició en el año de 1850, cuando von Helmholtz inventó el oftalmoscopio directo. Antes de esa fecha se sabía que existían enfermedades del fondo de ojo como el desprendimiento de retina, pero no fue sino hasta 1850 que von Helmholtz describió por primera vez, al ver a un paciente con ese aparato, el cuadro oftalmoscópico de una oclusión de la vena central de la retina al cual llamó “apoplejía retiniana”.

++

Describir el funcionamiento del oftalmoscopio directo, la técnica de exploración, los hallazgos normales y algunos de los datos anormales más frecuentes del fondo de ojo es el objetivo de este capítulo. Existen otros métodos de exploración del fondo de ojo que emplean el oftalmoscopio indirecto, la biomicroscopia con lente de tres espejos y lupas de 90 o 78 dioptrías, pertenecientes al especialista en oftalmología y que enriquecen la exploración (Fig. 16-1).

++
Fig. 16-1.

Arriba. Técnica de oftalmoscopia indirecta donde se emplea una lupa de 20 dioptrías para visualizar el fondo de ojo. Abajo izquierda. Se observa la técnica de biomicroscopia, que utiliza la lámpara de hendidura con una lupa de 78 dioptrías. Derecha. Se observan distintas lupas para la exploración del fondo de ojo.

Graphic Jump Location
++

También se puede emplear la ecografía para explorar el estado de la retina y otras estructuras del polo posterior cuando por alguna enfermedad se ha opacificado el vítreo, la córnea o el cristalino y no se logra visualizar el fondo de ojo por medio de la oftalmoscopia convencional (Fig. 16-2).

++...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.