Skip to Main Content

++

Consideraciones anatómicas

++

Las órbitas son cavidades óseas situadas bajo la bóveda craneal, en las cuales se localizan los ojos, diversos paquetes neurovasculares, los músculos extraoculares, la glándula lagrimal y grasa que los protege.

++

La cavidad orbitaria tiene forma de una pirámide cuadrangular cuyo vértice está situado en la profundidad de la órbita, hacia el agujero óptico y su base en el borde orbitario (Fig. 28-1A). Las órbitas entre sí tienen una disposición singular; sus paredes internas son paralelas y más o menos rectas, mientras que las paredes externas se encuentran dispuestas formando un ángulo de 45° en relación con su pared interna, de tal modo que, si el ojo estuviera situado axialmente hacia el vértice de la órbita, los ejes visuales estarían separados entre sí 45° provocando diplopía. Esto no sucede ya que el estímulo visual genera convergencia involuntaria. Este hecho no deja de ser una curiosidad evolutiva, pero explica por qué un ojo ciego tiende, al cabo del tiempo, a desviarse hacia fuera (exotropía) aproximadamente 45°.

++
Fig. 28-1.

Anatomía de la órbita. A) La cavidad orbitaria tiene forma de una pirámide cuadrangular cuyo vértice está situado en la profundidad de la órbita, hacia el agujero óptico y su base en el borde orbitario. B) Hendidura esfenoidal y agujero óptico; nótese su relación espacial con la fosa craneal media.

Graphic Jump Location
++

La cavidad orbitaria está compuesta por 7 huesos que constituyen las cuatro paredes que la forman y que confluyen de manera anterior, formando el BORDE O REBORDE orbitario.

++

El TECHO de la órbita está formado por el hueso frontal y por el ala menor del esfenoides. Es una pared muy delgada y en su porción media y externa (hacia el borde orbitario) presenta relación de vecindad con los senos frontales. En su cara lateral tiene una hendidura o fosa donde se aloja la glándula lagrimal y en la medial se encuentra la fosa troclear y el agujero supraorbitario.

++

La PARED MEDIAL está formada anteriormente por la apófisis ascendente del maxilar y el hueso lagrimal ungueal (unguis); en su porción media, por la lámina papirácea del etmoides y en su porción profunda, por el cuerpo lateral del esfenoides. Esta es la pared más delgada de la órbita; la porción papirácea tiene un espesor menor a 0.5 mm lo que explica por qué en los procesos etmoidales se involucra frecuentemente la órbita. También por esta razón, cuando se fractura, se puede observar y palpar enfisema subcutáneo al efectuar la maniobra de Valsalva.

++

La PARED INFERIOR o piso de la órbita está formada en su parte nasal y profunda por el hueso maxilar y, lateralmente, por la porción orbitaria del cigomático y la apófisis orbitaria del palatino. El piso orbitario es el techo del seno maxilar, por lo que en procesos inflamatorios o tumorales ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.