Skip to Main Content

OBJETIVOS

  • Describir cómo los movimientos hábiles se planean y se llevan a cabo.

  • Identificar las partes del sistema nervioso central que regulan la postura.

  • Definir la rigidez de descerebración y de descorticación.

  • Explicar la función de los ganglios basales en el control del movimiento.

  • Describir los síntomas de la enfermedad de Parkinson.

  • Comentar las funciones del cerebelo y las anormalidades neurológicas que producen enfermedades de esta parte del encéfalo.

INTRODUCCIÓN

La actividad motora somática depende del patrón y de la tasa de descarga de las neuronas motoras espinales y neuronas homólogas en los núcleos motores de los pares craneales. Estas neuronas, la vía común final al músculo esquelético, reciben aferencias desde una gama de vías descendentes, otras neuronas espinales y aferentes periféricos. La integración de estas múltiples aferencias regula la postura del cuerpo y hace posible el movimiento coordinado. Las aferencias desencadenan actividad voluntaria, ajustan la postura del cuerpo para proporcionar un trasfondo estable para el movimiento y coordinan la acción de diversos músculos para hacer los movimientos suaves y precisos. El movimiento voluntario se planea en la corteza, los ganglios basales y en la parte lateral del cerebelo (figura 18-1). Los ganglios basales y el cerebelo canalizan información hacia las cortezas premotora y motora por medio del tálamo. La postura se ajusta de manera continua tanto antes del movimiento como durante el mismo por medio de vías del tallo encefálico descendentes y aferentes periféricos. El movimiento lo suavizan y coordinan las conexiones de porciones mediales e intermedias del cerebelo. Los ganglios basales y la parte lateral del cerebelo forman parte de un circuito de retroacción hacia las cortezas premotora y motora que se relaciona con la planeación del movimiento voluntario y la organización del mismo.

FIGURA 18-1

Control del movimiento voluntario. Las órdenes para el movimiento voluntario se originan en áreas de asociación corticales. La corteza, los ganglios basales y el cerebelo funcionan de manera cooperativa para planear los movimientos. El movimiento ejecutado por la corteza se transmite por medio de los tractos corticoespinales y los tractos corticobulbares hacia neuronas motoras. El cerebelo proporciona retroacción para ajustar el movimiento y suavizarlo. (Reproducida con autorización de Barrett KE, Barman SM, Boitano S, Brooks H: Ganong’s Review of Medical Physiology, 23rd ed. McGraw-Hill Medical, 2009.)

CONTROL DE MÚSCULOS AXIALES Y DISTALES

Dentro del tallo encefálico y la médula espinal las vías y neuronas que controlan los músculos esqueléticos del tronco y las porciones proximales de las extremidades se localizan en posición medial o ventral. Las vías y las neuronas que tienen que ver con el control de los músculos esqueléticos en las porciones distales de las extremidades se ubican lateralmente. Los músculos axiales tienen que ver con ajustes posturales y movimientos gruesos; los músculos distales de las extremidades median movimientos ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.