Skip to Main Content

OBJETIVOS

  • Entender cómo las funciones de motilidad del esófago, el estómago y los intestinos contribuyen a la respuesta integrada a una comida.

  • Describir la anatomía funcional del esófago, el estómago, los intestinos y estructuras relacionadas, y su inervación.

  • Comprender las funciones de la cavidad oral, las estructuras faríngeas, el esófago y los esfínteres esofágicos en la transferencia del alimento de la boca al estómago durante la deglución.

  • Describir la relajación receptiva y los patrones de motilidad de mezcla/trituración, y su regulación.

  • Entender cómo se vacía el estómago, y cómo esto es coordinado con la función de segmentos torrente abajo.

  • Definir los patrones de motilidad que caracterizan los movimientos de los intestinos delgado y grueso en los estados posprandial y en ayuno, y sus mecanismos de control.

  • Distinguir entre patrones de mezcla y los que impulsan el contenido a lo largo del intestino.

  • Describir los reflejos que coordinan las funciones de motilidad del intestino delgado y el colon con la función del estómago.

  • Entender el proceso por el cual los residuos no digeribles de la comida se eliminan del cuerpo.

En este capítulo se revisan los procesos que mueven el alimento a lo largo del tracto gastrointestinal y hacen posible su dispersión, así como mezcla con secreciones digestivas. Puesto que hay diferencias segmentarias en los tipos y funciones de los procesos de motilidad del tracto alimentario, se considerará por separado la motilidad del esófago, el estómago, el intestino delgado y el colon. Cada segmento tiene un papel específico en el manejo de la comida, pero todos dependen de las propiedades de las capas de músculo liso que rodean la mucosa; por ende, puede ser útil revisar las propiedades básicas del músculo liso (véase el capítulo 11).

PRINCIPIOS BÁSICOS DE LA MOTILIDAD ESOFÁGICA

FUNCIÓN E IMPORTANCIA

El esófago es un tubo muscular que transfiere alimento de la boca al estómago. En circunstancias normales, el alimento reside en el esófago durante sólo algunos segundos. Los movimientos del esófago y las estructuras orales y faríngeas relacionadas también deben estar regulados de manera cuidadosa para evitar dirección errónea del alimento hacia las vías respiratorias, o inspiración de aire hacia el sistema digestivo. En reposo, el esófago es una estructura relajada que está cerrada en ambos extremos por esfínteres —el esfínter esofágico superior y el esfínter esofágico inferior (LES)—. Los esfínteres no sólo cooperan en el acto de la deglución, sino que también evitan el flujo retrógrado del contenido gástrico hacia la luz del esófago o la cavidad oral; sin embargo, en circunstancias específicas, el esófago permite el movimiento retrógrado. Esto ocurre para aire deglutido con la comida, en el proceso de eructo, o de manera anormal en vómitos. Durante el movimiento retrógrado en seres humanos y la mayoría de los mamíferos, el esófago en sí es un conducto pasivo, es decir, no hay funciones de motilidad específicas que impulsen el vómito ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.