Skip to Main Content

Introducción

La célula es la unidad funcional y estructural básica que compone al cuerpo humano y al de todos los seres vivos. Por lo tanto, para entender la estructura y función del organismo completo, es fundamental conocer la estructura y la función de sus unidades componentes, es decir, las células. En los organismos superiores existen varios niveles de organización biológica: en primer término, las células, que son las unidades, se organizan en tejidos; a continuación éstos, ya sea de uno o varios tipos de células, se unen para llevar a cabo una función común, por ejemplo los tejidos epitelial, muscular, conectivo o nervioso. Después, los tejidos se integran para formar órganos que son estructuras más complejas y que efectúan funciones esenciales para la supervivencia del organismo. Son ejemplos el corazón, los pulmones o los riñones. Por último, estos órganos se agrupan para constituir aparatos o sistemas, que desempeñan funciones específicas con la participación de varios órganos.

En consecuencia, para comprender todos estos niveles de organización biológica es esencial conocer primero la vida de las células (o biología celular) y la de los tejidos que conforman (o biología tisular).

Asimismo, en los procesos patológicos de un órgano o un sistema, causantes de algún padecimiento en el ser humano, se observa que estas patologías se originan a nivel celular y que se manifiestan en el organismo completo. Por consiguiente, para los mecanismos que causan una enfermedad es preciso conocer el estado de salud o normalidad de la célula. Este conocimiento implica a su vez el abordaje desde varios puntos de vista: por un lado, la organización estructural o morfológica de la célula, que es el objeto de estudio de la histología; la composición molecular y funcionamiento de las moléculas que determinan la operación normal y coordinada de las células, o biología molecular de la célula; la bioquímica, que estudia las reacciones químicas propias de la materia viva y que se llevan a cabo en todas las células para mantener su integridad morfológica y funcional, y la fisiología celular, que estudia los procesos realizados en las células normales, necesarios para mantener la integridad de las células y su interacción con otras células diferentes. La biología celular y tisular analiza en forma integral estos aspectos de la vida de las células. Uno de los primeros aspectos a estudiar es la estructura o morfología normal de las células, tejidos y órganos componentes del organismo humano normal.

Métodos de estudio

Para el estudio morfológico de las células, tejidos y órganos (histología), que permite hacer una descripción de la estructura de sus componentes, se recurre a una serie de métodos para conseguir preparados histológicos permanentes, llamados laminillas o preparaciones, ya que los órganos son gruesos y es necesario obtener cortes finos, suficientemente delgados para examinarse al microscopio óptico.

Los cortes se efectúan con un aparato denominado micrótomo, ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.