Skip to Main Content

++

TAXONOMÍA: EL VOCABULARIO DE LA MICROBIOLOGÍA MÉDICA

++

Con sólo examinar la tabla de contenido de este libro, se aprecia la diversidad de organismos patógenos que causan enfermedades infecciosas. Se calcula que en la actualidad es posible identificar menos de 10% de los microorganismos patógenos que provocan enfermedades por la dificultad de cultivarlos o analizarlos con sondas moleculares. No obstante, incluso la diversidad de estos organismos patógenos identificables es tal que es importante conocer las diferencias sutiles entre cada uno de ellos. La razón por la que es importante conocer estas diferencias mínimas es que cada organismo infeccioso se ha adaptado de manera específica a un modo particular de transmisión, un mecanismo para infectar al hospedador humano (colonización) y un mecanismo para causar enfermedad (patología). Por lo tanto, es indispensable contar con un vocabulario que permita comunicar las características singulares de los organismos infecciosos a los estudiantes, microbiólogos y al personal dedicado a la salud, con la finalidad de evitar el caos que sobrevendría sin las limitaciones de organización propias de la taxonomía bacteriana (del griego taxon = organización, esto es, la clasificación de los organismos en un sistema ordenado que indica una relación natural).

++

La clasificación, la nomenclatura y la identificación constituyen tres áreas distintas pero interrelacionadas de la taxonomía bacteriana. La clasificación se basa en catalogar a los organismos dentro de grupos taxonómicos. Para la clasificación de las bacterias se necesitan técnicas tanto experimentales como de observación; la razón es que a menudo se requieren las propiedades bioquímicas, fisiológicas, genéticas y morfológicas para describir correctamente a un taxón. La nomenclatura se refiere al nombre asignado a un organismo según las reglas internacionales (establecidas por un grupo reconocido de profesionales médicos) según sus características. El término identificación se refiere a la aplicación práctica de un esquema de clasificación para: 1) aislar y distinguir a los organismos patógenos de los no patógenos; 2) verificar la autenticidad o propiedades especiales de un cultivo en un contexto clínico, y 3) aislar e identificar al organismo causal de una enfermedad. Este último punto conlleva la selección de tratamientos farmacológicos específicos destinados a la erradicación del agente causal, el diseño de una vacuna que atenúe su capacidad patológica o alguna medida de salud pública (p. ej., lavarse las manos o usar condón) para prevenir su transmisión.

++

Los esquemas de identificación no constituyen esquemas de clasificación, aunque en ocasiones tienen cierta similitud superficial. El esquema de identificación de un grupo de organismos sólo se puede diseñar una vez que el grupo ha sido clasificado, esto es, se reconoce que difiere de los demás organismos. Por ejemplo, en la literatura popular se ha dicho que Escherichia coli es la causa del síndrome hemolítico urémico (HUS, hemolytic uremic syndrome) en niños. Existen cientos de cepas clasificadas como E. coli, pero sólo unas cuantas causan HUS. Estas cepas se distinguen de las demás por medio de la reacción de los anticuerpos hacia sus antígenos ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.