Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La microbiología médica diagnóstica se ocupa del diagnóstico etiológico de las infecciones. Los métodos de laboratorio usados en el diagnóstico de dichas enfermedades en los seres humanos incluyen:

  1. Identificación morfológica del agente en muestras o cortes de tejidos teñidos (observados con microscopio de luz o electrónico).

  2. Aislamiento en cultivo e identificación del microorganismo.

  3. Detección del antígeno propio del agente, por métodos inmunitarios (aglutinación en látex, enzimoinmunoanálisis [EIA, enzyme immunoassays] y otros) o por medio de métodos de tinción de anticuerpos marcados con fluoresceína (o con peroxidasa).

  4. Hibridación a base de DNA-DNA o DNA-RNA para detectar genes específicos de microorganismos patógenos en muestras de los pacientes.

  5. Detección y amplificación del ácido nucleico de un microorganismo en muestras del paciente.

  6. Demostración de respuestas inmunitarias importantes mediadas por anticuerpos o células, contra un agente infeccioso.

En el terreno de la infectología, los resultados de pruebas de laboratorio dependen en gran medida de la buena calidad de la muestra, la fecha oportuna y el cuidado con que se obtuvo, así como de la eficiencia y la experiencia técnicas del personal de laboratorio. Muchos médicos son competentes en la prácti- ca de algunos métodos sencillos y definitivos de tipo microbiológico, es decir, elaborar y teñir un frotis, examinarlo con el microscopio o inocular la muestra en un medio de cultivo, pero los detalles de los métodos más complejos casi siempre son del dominio del bacteriólogo o del virólogo y de los técnicos del personal especializado. Los médicos que tratan cuadros infecciosos deben saber el momento y la forma de obtener las muestras, el tipo de pruebas de laboratorio que han de solicitar y la forma de interpretar los resultados.

El capítulo presente se ocupa de los aspectos de la microbiología diagnóstica en enfermedades originadas por bacterias, hongos, clamidias y virus. El diagnóstico de parasitosis se expuso en el capítulo 46.

COMUNICACIÓN ENTRE EL MÉDICO Y EL LABORATORIO

La microbiología diagnóstica comprende la identificación y la definición de miles de microorganismos que causan enfermedades infecciosas o que están vinculados con ellas. Las técnicas para definir los agentes infecciosos varían en gran medida con cada síndrome clínico y con el tipo de microorganismo en consideración, sean virus, bacterias, hongos u otros parásitos. Con una sola prueba será imposible el aislamiento o la definición de todos los agentes patógenos posibles y por ello la información clínica adquiere mayor importancia en la microbiología diagnóstica, que en la bioquímica o la hematología clínica. El médico debe elaborar un diagnóstico preliminar y no esperar a que se obtengan los resultados de los análisis de laboratorio. Cuando se solicitan tales procedimientos, debe señalarse al personal de laboratorio el diagnóstico anticipado (tipo de infección o agente infeccioso sospechado). El etiquetado preciso de las muestras incluye los datos clínicos en cuestión y también los que identifican a cada paciente (como mínimo, dos métodos de identifica- ción definitiva), el ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.