Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La palabra aborto se deriva del latín aboriri, abortar. El aborto se define como la interrupción espontánea o inducida del embarazo antes de la viabilidad fetal. En inglés existen dos términos para referirse al aborto, miscarriage y abortion, que son sinónimos. Sin embargo, en general el término abortion se utiliza para referirse a la interrupción inducida del embarazo, por lo que se prefiere utilizar miscarriage para referirse a la expulsión espontánea del feto. Existen términos nuevos generados por el uso extendido de la ecografía y las concentraciones de gonadotropina coriónica humana que permiten identificar a los embarazos incipientes e incluyen el aborto del primer trimestre y falla al inicio del embarazo. En este libro se utilizan indistintamente.

NOMENCLATURA

La terminología utilizada para definir la viabilidad fetal y por lo tanto el aborto, tiene gran importancia médica, legal y social. La viabilidad yace entre las líneas que separan al aborto del parto de pretérmino. Por lo general, se define por la duración del embarazo y el peso del feto para fines estadísticos y legales (pág. 2). Esto ha provocado incongruencias en las definiciones que establecen diferentes organizaciones acreditadas. Es importante señalar que el National Center for Health Statistics, los Centers for Disease Control and Prevention y la Organización Mundial de la Salud definen al aborto como la interrupción del embarazo antes de la semana 20 de la gestación o con feto que nace con un peso <500 g. Sin embargo, estos criterios son contradictorios debido a que el peso promedio de un feto de 20 semanas es de 320 g, mientras que 500 g corresponden al peso promedio entre las 22 y 23 semanas (Moore, 1977). Los criterios establecidos por las leyes estatales que definen al aborto incluso más ampliamente generan mayor confusión.

Como ya se mencionó, los avances tecnológicos han revolucionado la terminología actual del aborto. Para identificar a los embarazos incipientes y a los ectópicos se utilizan la ecografía transvaginal (TVS, transvaginal sonography) y la gonadotropina coriónica humana (hCG, human chorionic gonadotropin) sérica. El uso extendido de estas prácticas permite distinguir entre un embarazo químico y uno clínico. Un grupo internacional de consenso formado a propósito propuso el término embarazo deubicación desconocida (PUL, pregnancy of unknown location) para identificar y resolver lo más pronto posible el embarazo ectópico (Barnhart, 2011; Doubilet, 2013). En el capítulo 19 (pág. 384) se describen las diversas conductas diagnóstico-terapéuticas para el embarazo ectópico. Los embarazos intrauterinos que terminan en aborto espontáneo también se llaman interrupción precoz del embarazo o falla temprana del embarazo.

Los términos que se han utilizado en la clínica durante muchos decenios por lo general se utilizan para describir a los abortos más tardíos. Éstos comprenden:

  1. Aborto espontáneo: esta categoría incluye a la amenaza de aborto, el aborto inevitable, el incompleto o completo y el aborto retenido (diferido). El término aborto séptico se utiliza para referirse a cualesquiera de los anteriores que además se complican por una infección.

  2. Aborto recurrente: este término tiene definiciones variables, pero tiene la intención de identificar a mujeres con abortos espontáneos repetidos para corregir cualquier factor de ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.