Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La muerte fetal, es decir, el mortinato intrauterino de un feto de cualquier edad gestacional, se considera un grave problema de salud pública al que se concede poca importancia. En Estados Unidos se estima que cada año se pierden más de un millón de fetos y que tal situación ocurre más a menudo antes de las 20 semanas de gestación. Los datos de mortalidad fetal obtenidos del National Vital Statistics System por lo común se exponen para la muerte fetal a las 20 semanas de gestación o fechas ulteriores (MacDorman, 2012). Al usar tal definición, se advierte que es casi igual el número de muertes fetales que las de lactantes (fig. 35-1). Como se muestra en la figura 35-2, los índices de muerte fetal a las 20 semanas o más dependen de la edad gestacional y alcanzan su punto mínimo que se estabiliza aproximadamente entre las 27 y 33 semanas. Después de esta etapa, hay un incremento progresivo en la frecuencia mencionada.

FIGURA 35-1.

Distribución porcentual de mortinatos fetales a las 20 semanas de la gestación o más y fallecimiento de lactantes: Estados Unidos, 2006. (Con autorización de MacDorman, 2012.)

FIGURA 35-2.

Índice de mortalidad fetal por 1 000 nacimientos por semanas completas de gestación: Estados Unidos, 2006. (Con autorización de MacDorman, 2012.)

DEFINICIÓN DE MUERTE FETAL

La definición de muerte fetal adoptada por los Centers for Disease Control and Prevention y el National Center for Health Statistics se basa en las definiciones recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (MacDorman, 2012) que se exponen enseguida:

La muerte fetal denota el mortinato antes de la expulsión completa o la extracción de un producto de la concepción humana, de su madre, independientemente de la duración de la gestación y de que se haya inducido o no la terminación del embarazo. El mortinato suele estar indicado por el hecho que después de la expulsión o la extracción, el feto no respiró ni mostró otros signos de vida como el latido cardiaco, la pulsación del cordón umbilical o el movimiento definido de músculos voluntarios. Es importante diferenciar los latidos cardiacos, de las contracciones cardiacas transitorias; también hay que diferenciar las respiraciones, de los esfuerzos respiratorios o jadeos transitorios.

Las exigencias de notificación de mortinatos fetales cambian en cada estado de Estados Unidos, y por lo tanto, difieren en grado muy significativo (cap. 1, pág. 2). Muchos de los estados exigen la notificación de muerte fetal a las 20 semanas de gestación o más, o cuando el producto al nacer tiene un peso mínimo de 350 g (que equivale aproximadamente a 20 semanas), o se observa alguna combinación de los dos factores. Siete estados norteamericanos exigen ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.