Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Los conceptos postérmino, prolongado y posmaduro suelen utilizarse de forma vaga e indistinta para describir los embarazos que han superado la duración que se considera el límite superior normal. El término posmaduro se reserva para el síndrome fetal clínico específico relativamente infrecuente en el cual el lactante tiene manifestaciones clínicas reconocibles indicativas de un embarazo prolongado en forma anormal. Por lo tanto, son preferibles las expresiones postérmino o prolongado.

La definición internacional del embarazo postérmino, aprobada por el American College of Obstetricians and Gynecologists (2013a), establece una duración de 42 semanas completas (294 días) o más a partir del primer día de la última menstruación. Es importante destacar la frase “42 semanas completas”. Los embarazos de 41 semanas y uno a seis días, aunque se hallen en la semana 42, no completan las 42 semanas hasta que transcurre el séptimo día. Por consiguiente, en términos técnicos, el embarazo prolongado puede comenzar en los días 294 o 295 después del inicio de la última menstruación. ¿Qué significa días 294 o 295? No es posible resolver esta cuestión y este dilema se menciona sólo para asegurar que los litigantes y otras personas comprendan que es inevitable cierta imprecisión cuando existe una variación biológica, como en el caso del embarazo prolongado. Amersi y Grimes (1998) han recomendado tener precaución al utilizar números ordinales, como “semana 42ª”, en virtud de su imprecisión. Por ejemplo, la “semana 42ª” se refiere a 41 semanas y uno a seis días, en tanto que el número cardinal “42 semanas” se refiere precisamente a las 42 semanas completas.

CÁLCULO DE LA EDAD GESTACIONAL MEDIANTE LA FECHA DE LA ÚLTIMA MENSTRUACIÓN

El embarazo prolongado, definido como aquel que persiste durante 42 semanas o más a partir del inicio de un periodo menstrual, presupone que la última menstruación se acompañó de ovulación dos semanas después. En consecuencia, algunos embarazos pueden en realidad no ser prolongados, sino más bien resultado de un error en el cálculo de la edad gestacional debido al recuerdo impreciso de las fechas de menstruación o una ovulación tardía. Por consiguiente, existen dos categorías de embarazos que llegan a las 42 semanas completas: 1) los que en verdad son de 40 semanas después de la fecundación y 2) los de una gestación menos avanzada pero con una edad gestacional calculada de manera inexacta. Aun cuando se recuerden con exactitud las fechas menstruales, la precisión todavía no es completa. De manera específica, Munster et al. (1992) informaron que son frecuentes grandes variaciones en la duración del ciclo menstrual en las mujeres normales. Boyce et al. (1976) estudiaron a 317 mujeres francesas con registros de la temperatura corporal basal en torno de las fechas de la fecundación. Casi 70% de las mujeres con 42 semanas completas después de la menstruación tenía un embarazo menos avanzado con base en las fechas de la ovulación. Estas variaciones en el ciclo menstrual explican en ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.