Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

El peso excesivo es un problema de salud importante en Estados Unidos y en otras sociedades desarrolladas. Durante algunos años se consideraba que la obesidad era una epidemia: definido de manera estricta, esto implica un brote generalizado temporal con un aumento notable de la frecuencia y la gravedad. Por desgracia, es más preciso señalar que la obesidad es endémica: un trastorno que está presente de forma constante. Alrededor de 1991, casi un tercio de los adultos en Estados Unidos tenía preobesidad; en consecuencia, un objetivo declarado de la iniciativa Healthy People 2000 fue reducir la prevalencia de personas preobesas a 20% o menos para finales del siglo XX (Public Health Service, 1990). Esta meta no sólo no se consiguió, sino que en el año 2000 más de la mitad de la población padecía preobesidad. En el 2010, un tercio de todos los adultos era obeso (Ogden, 2012).

Los aspectos adversos de la salud relacionados con la obesidad son asombrosos. Las enfermedades vinculadas con esta alteración comprenden diabetes, cardiopatía, hipertensión, apoplejía y artrosis. Las mujeres obesas que se embarazan (y sus fetos) tienen una predisposición a desarrollar diversas complicaciones graves relacionadas con el embarazo. Por otra parte, los efectos de largo plazo sobre la madre y el feto comprenden una elevación significativa de las tasas de morbilidad y mortalidad.

CONSIDERACIONES GENERALES

Definiciones

Se han utilizado diversos sistemas para definir y clasificar la obesidad. El índice de masa corporal (BMI, body mass index), también conocido como índice de Quetelet, es el más utilizado en la actualidad. El índice de masa corporal se calcula como el peso en kilogramos dividido entre el cuadrado de la talla en metros (kg/m2). Se dispone de valores de BMI calculados en diversas formas de esquemas y gráficas, tal y como se muestra en la figura 48-1. Los National Institutes of Health (2000) clasifican al individuo adulto de acuerdo con el BMI de la manera siguiente: normal (18.5 a 24.9 kg/m2); preobeso (25 a 29.9 kg/m2), y obeso (≥30 kg/m2). La obesidad se divide de manera adicional en: clase 1 (30 a 34.9 kg/m2); clase 2 (35 a 39.9 kg/m2), y clase 3 (≥40 kg/m2).

FIGURA 48-1.

Gráfica para calcular el índice de masa corporal (BMI). Para identificar la categoría de BMI de una persona específica, se localiza el punto en el cual se intersecan la estatura y el peso.

Prevalencia

Hacia el año 2000, 28% de los hombres y 33% de las mujeres eran obesos (Ogden, 2012). Para el periodo comprendido entre 2009 y 2010, estos porcentajes eran casi idénticos entre varones y mujeres, con una cifra aproximada de 35%. En ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.