Skip to Main Content

++

Introducción

++

El ejercicio quirúrgico en la micología médica es un recurso utilizado con relativa frecuencia; sin embargo, es un tema poco discutido en los textos especializados en la materia.

++

Este capítulo tiene la intención de comunicar y fortalecer el conocimiento en el abordaje de diferentes entidades micóticas, con las técnicas de cirugía que puedan ofrecer un mejor esquema terapéutico para los pacientes, ya sea en forma curativa, o como adyuvante de otros esquemas de manejo. Se encuentra dividido por entidades nosológicas, no sólo describiendo micosis cutáneas, sino también aquellas que involucran otros órganos en los que se ha señalado la necesidad de implementar procedimientos de cirugía.

++

Las diversas técnicas descritas son el conjunto de comunicaciones recopiladas de la literatura en los últimos años, así como parte de nuestra experiencia. Con ellas se pretende evidenciar la eficacia de un correcto seguimiento de protocolos y así, en caso de requerirlo, el personal involucrado en el abordaje de los pacientes obtendrá herramientas cognitivas como sustento para su correcto ejercicio.

++

A continuación se describe una adecuada técnica de toma de biopsia, la cual es útil en las entidades que tienen repercusión cutánea. También se abordan, por diagnóstico, aquellas intervenciones quirúrgicas que han sido descritas como relevantes para un mejor resultado terapéutico.

++

Técnicas quirúrgicas en micología médica

++

El manejo del acto quirúrgico debe tomar en consideración diferentes variables para un correcto desempeño y, así, obtener los resultados más eficientes posibles. Algunos de ellos son:

++

  1. Condiciones del entorno. Los recursos tecnológicos y materiales con los que se cuenta en cada especialidad quirúrgica son indispensables para establecer un correcto abordaje del paciente. Es importante promover el uso de instalaciones óptimas en iluminación, instrumental, seguridad, fármacos y anestésicos; elementos para establecer asepsia, antisepsia, cuidados pre y posoperatorios, particularizando los requerimientos según sea el caso, con adecuada valoración de los riesgos y límites a los que puede extenderse cada intervención.

  2. Condiciones del paciente. La evaluación preoperatoria con una minuciosa historia clínica es indispensable para considerar eventualidades y determinar las necesidades propias de cada individuo. Debido al hecho de que varias micosis tienen impacto sistémico, o de que las condiciones de deterioro inmunológico se ven involucradas en ellas, estudios de extensión como de laboratorio, gabinete y la interacción multidisciplinaria con otros especialistas, ofrecerán elementos de seguridad más amplios para obtener los mejores resultados posibles.

    Es preciso informar con oportunidad y claridad al paciente el procedimiento al que será sometido, con lo que se le describen los probables riesgos y las expectativas del pronóstico secundario. Entre ellas se cuentan las siguientes: limitación funcional (transitoria o permanente), deformidad, cicatrización, probabilidades de recidiva, beneficios, mejoría o resolución según sea el caso. El consentimiento informado, marcajes quirúrgicos, archivo iconográfico, valoración de cuidados, etc., son elementos que abarcan el modelo de un buen procedimiento y que incluso pueden llegar a tener implicaciones legales. Por ello, el paciente ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.