Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La alteración del estado mental en niños se caracteriza por la incapacidad para responder a los estímulos verbales o físicos en una forma apropiada para el nivel de desarrollo del niño. La incidencia de alteración del estado mental en las salas de urgencias en niños varía ampliamente dependiendo del tipo de institución que realiza el reporte, la población de pacientes atendida y la definición específica que se utiliza de estado mental alterado.1,2 Los niños con alteración del estado mental requieren que se realice en forma simultánea la estabilización, diagnóstico y tratamiento. Los objetivos del tratamiento son conservar la vida y evitar el daño irreversible al sistema nervioso central. Una vez que se reanimó al paciente, el objetivo siguiente es establecer la causa y detener la progresión de la enfermedad.

FISIOPATOLOGÍA

El espectro de alteración del estado mental varía de la confusión o delirio (trastornos en la percepción) a letargo, estupor y estado de coma (disminución del estado de alerta). Un niño con letargo tiene disminución del estado de conciencia de sí mismo y del medio ambiente. En los servicios de urgencias esto se manifiesta como disminución del contacto ocular con los miembros de la familia y con el personal sanitario. Un niño con estupor tiene disminución del contacto ocular, disminución de la actividad motora y vocalización ininteligible. Los pacientes estuporosos pueden ser despertados con un estímulo nocivo intenso. Los pacientes en estado de coma no responden y no pueden ser despertados con estimulación verbal o física, como la realización de flebotomía, cateterismo arterial o punción lumbar.3

Sin importar la causa, la alteración del estado mental indica depresión de la corteza cerebral o anomalías localizadas del sistema activador reticular ascendente. Deben afectarse ambas cortezas cerebrales para causar alteración del estado mental. Las causas típicas de alteración cortical bilateral son los estados tóxicos y metabólicos que privan al encéfalo de los sustratos normales. La alteración del estado mental también puede producirse a través de la disfunción del sistema activador reticular que se aloja en el tronco del encéfalo y mesencéfalo. Este sistema conecta los núcleos de los pares craneales y se extiende desde el tronco del encéfalo hasta el tálamo. El sistema activador reticular controla la función respiratoria y cardiovascular, varios aspectos de la homeostasis y los ciclos diarios de vigiliasueño. Cualquier interrupción súbita o destrucción selectiva del sistema activador reticular puede ocasionar alteración del estado mental.4

Los trastornos patológicos que afectan la conciencia y el estado de alerta pueden dividirse en tres categorías patológicas amplias: tumoraciones o lesiones supratentoriales, tumoraciones o lesiones subtentoriales y encefalopatía metabólica.5

Las lesiones y tumoraciones supratentoriales abarcan el tronco del encéfalo, el diencéfalo o ambos. Los signos y síntomas de este tipo de lesión incluyen las anomalías motoras focales, que a menudo se presentan por el inicio de alteración del nivel de conciencia. La progresión de ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.