Skip to Main Content

EPIDEMIOLOGÍA

El litio es un fármaco efectivo y aprobado para el tratamiento del trastorno bipolar y episodios agudos de manía.1 Los usos no aprobados del litio incluyen aumento de la acción de otros antidepresivos y el tratamiento de la agresividad, trastorno de estrés postraumático, y trastornos de la conducta en niños. La intoxicación por litio a menudo es resultado de una sobredosis accidental o intencional o por alteración de la eliminación del mismo por disfunción renal.

Se calcula que 75 a 90% de los pacientes que se tratan con litio en forma crónica desarrolla intoxicación en algún momento durante su tratamiento.2 En el año de 2008, la American Association of Poison Control Centers recibió informes de 6 492 posibles exposiciones tóxicas a litio con cuatro muertes informadas.3

FISOPATOLOGÍA

El litio tiene muchos efectos farmacológicos conocidos, pero se desconoce cuáles constituyen el beneficio terapéutico en el tratamiento del trastorno bipolar y la manía.4 Como sería de esperarse, el litio compite con otros cationes similares, incluidos el sodio, el potasio, el magnesio, y el calcio, desplazándolos tanto del espacio intracelular como del extracelular. La interferencia con iones de sodio en el conducto del sodio y en la bomba de sodio y potasio localizados en la membrana celular es la causa del efecto secundario que tiene el litio en la actividad eléctrica del miocardio. El litio inhibe la arginina vasopresina, efecto que provoca un efecto secundario frecuente durante el tratamiento con este ion. Es posible que algunos de sus efectos tóxicos sean secundarios a la inhibición de la 3-glucógeno sintasa cinasa, que está presente en altas concentraciones en el cerebro.4

El litio inhibe a la inositol monofosfatasa y reduce la concentración de inositol en el citoplasma.5 El agotamiento del inositol intracelular es uno de los mecanismos propuestos para el efecto terapéutico que tiene este ion en los trastornos bipolares. También inhibe la adenilato ciclasa, con lo cual disminuye el monofosfato de adenosina cíclico intracelular y quizá también al monofosfato de guanosina cíclico. Además, se postula que interfiere con la liberación y recaptación del neurotransmisor noradrenalina en la zona terminal del nervio. Puede aumentar la liberación de serotonina, en particular la que proviene del hipocampo, y se ha implicado en el síndrome de serotonina cuando se combina con otros medicamentos que alteran su metabolismo.

El riesgo de intoxicación por litio aumenta cuando se combina con otros medicamentos; lo más frecuente es que la toxicidad se relacione con una inter-acción farmacológica con dicho ion (cuadro 175-1). A pesar de que en forma sistemática se advierte a los pacientes acerca de las interacciones farmacológicas, es posible que no comprendan que los diuréticos de herbolaria de venta sin receta también pueden potenciar su toxicidad.6 Una posible interacción importante de interés para el urgenciólogo es que los relajantes neuromusculares como la succinilcolina, el vecuronio y ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.