Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

En este capítulo se abordan las complicaciones que causan la presencia de sondas endotraqueales o de traqueostomía, endoprótesis laríngeas y dispositivos foniátricos de la laringe.

COMPLICACIONES DE LAS SONDAS ENDOTRAQUEALES

Las complicaciones agudas de la intubación endotraqueal van de menores a catastróficas. Entre las primeras están desgarros de labios, abrasiones corneales,1 fracturas de piezas dentales y daño de la lengua, todas evitables con una técnica apropiada. Entre las más graves están el daño de partes blandas de la laringe o la faringe y la luxación del cartílago aritenoides. Los intentos reiterados o a ciegas de intubación muy a menudo originan este tipo de lesiones. Los desgarros de la mucosa pueden aparecer en fase temprana, con hemorragia inmediata y enfisema subcutáneo, o en fase tardía, con choque septicémico.2 Las lesiones de la tráquea son mucho más frecuentes en mujeres, tal vez por el uso de tubos o cánulas demasiado grandes.3 En general, los daños de la mucosa obligan a una reparación quirúrgica inmediata por parte de un otorrinolaringólogo.

Si el extremo de la sonda endotraqueal se coloca en partes blandas del cuello a través de un desgarro de la mucosa, será muy difícil la ventilación con bolsa y ocasionará enfisema subcutáneo con neumotórax. Si se observa alguna dificultad para la ventilación mencionada, se interrumpirá la ventilación por la sonda y se considerará la necesidad de elaborar una vía quirúrgica artificial. Véase en el capítulo 30, Intubación traqueal y ventilación mecánica, una reseña de las demás complicaciones de la intubación endotraqueal.

La propia sonda endotraqueal puede ser el origen de complicaciones.4 La obstrucción de las vías respiratorias puede derivarse del acodamiento o la mordedura de la sonda o de secreciones que la bloqueen. El manguito demasiado inflado puede comprimir el extremo de la sonda y obstruirlo. Si es imposible eliminar la obstrucción mediante la aspiración o la modificación de la posición de la sonda, habrá que sustituirla.

TRAQUEOSTOMÍA

La traqueostomía habitual del adulto es una maniobra quirúrgica en que se crea un orificio entre los anillos cartilaginosos de la tráquea y la piel del cuello se sutura con frecuencia a la pared anterior de la tráquea (fig. 242-1). En traqueostomías de niños y algunos adultos se hace una incisión vertical a través de dos o tres anillos traqueales y se marcan los bordes laterales con puntos temporales de fijación; en general, estas suturas se quitan antes de que la persona salga del hospital.

Entre las habilidades necesarias para el cuidado de la traqueostomía en los servicios de urgencias están, sustituir una sonda sin manguito por otra con manguito para ventilación mecánica, volver a colocar una sonda que se ha salido de ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.