Skip to Main Content

Definición

Síndrome reaccional de la piel y las mucosas, que se caracteriza por ronchas y/o angioedema ocasionados por edema vasomotor transitorio y circunscrito de la dermis, que dura horas; puede ser recidivante y de origen inmunitario, no inmunitario o desconocido.

Datos epidemiológicos

La frecuencia en la población general varía de 1 a 2% hasta 20%. Predomina en mujeres de 40 a 50 años de edad. La frecuencia del dermografismo es de 5%. Sólo en 30% de los afectados se encuentra una causa identificable, y en dos terceras partes se autolimita; la urticaria colinérgica predomina después de los 20 años de edad, y se observa en 3.9 a 15.7% de los pacientes con urticaria en general, y en 15.7 a 22.4% de quienes presentan la forma física. En los niños la causa más frecuente son las infecciones virales y bacterianas, hasta en 80%. Coincide con angioedema en 50% y éste se presenta sólo en 11%.

Etiopatogenia

Puede originarse por fármacos, alimentos, alergenos inhalados, infecciones, factores psicológicos, enfermedades generalizadas, sustancias penetrantes y por contacto, picaduras y mordeduras de insectos y artrópodos, procesos que activan el complemento y el depósito de complejos inmunitarios, anormalidades genéticas y agentes físicos. Entre las causas más frecuentes están la ingestión e inyección de productos farmacológicos y químicos, en especial antibióticos como penicilina, analgésicos no esteroideos, laxantes, sedantes, tranquilizantes (narcóticos, relajantes musculares), anticonceptivos, medios de contraste, conservadores o colorantes de alimentos; transfusiones e infecciones bacterianas focales crónicas (Streptococcus, Mycoplasma), infecciones virales (hepatitis A, B y C, HIV) o parasitosis (Schistosoma mansoni, Blastocystis hominis, Ancylostoma, Strongyloides, filarias, Echinococcus, Trichinella, Toxocara, Fasciola y Anisakis simple [sushi]). Las urticarias colinérgicas se desencadenan por el ejercicio, por sobrecalentamiento pasivo (como un baño caliente) o por tensión emocional.

La roncha se origina por vasodilatación localizada, que suscita aumento de la permeabilidad capilar, dependiente de sustancias como la histamina (secretada por los mastocitos o células cebadas), cininas, serotonina, prostaglandinas y acetilcolina; la desgranulación de dichas células es activada por factores del complemento, cininas, fármacos y agentes físicos que pueden actuar por reacciones dependientes de IgE o por mecanismos desconocidos. Hay atracción de eosinófilos por factores quimiotácticos que también parecen intervenir en la patogenia de los casos crónicos, lo mismo que neuropéptidos como la sustancia P. En casos crónicos ocurre aumento de linfocitos auxiliares T CD4.

La urticaria idiopática crónica puede representar un proceso autoinmunitario; en alrededor de 50% de estos casos, se presentan autoanticuerpos liberadores de histamina. El angioedema sin ronchas puede ser una deficiencia de inhibidores de C1-esterasa. Urticaria y angioedema son el mismo proceso, pero que afectan a diferentes niveles los plexos vasculares dérmicos superficial y profundo. También se propone el concepto de urticaria como enfermedad sistémica con manifestaciones preferentemente cutáneas y con una diversidad de agentes etiológicos que van de infecciones, atopia, neoplasias, a enfermedades autoinmunes y metabólicas.

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.