Skip to Main Content

La forma mucocutánea afecta por lo regular cara, cuello, antebrazos y manos; hay pigmentación azul-grisácea uniforme que da la impresión de un “resucitado” (fig. 29-1); es más notable en partes expuestas a la luz solar, que la intensifica. La pigmentación es indeleble, lo que explica el nombre coloquial de “persona azul”. El pronóstico es mejor en niños, por la mayor superficie de distribución del pigmento con el crecimiento.

Pueden pigmentarse las uñas en las lúnulas y los pelos adoptan aspecto metálico. En las encías aparece el ribete de Douget y en las conjuntivas se observa pigmentación gris-azulada o café oscuro; también afecta los párpados, la carúncula, el pliegue semilunar, córnea, cristalino, humor vítreo, retina y disco óptico; no está claro si puede producir glaucoma. Hay formas muy localizadas, como los tatuajes por amalgamas y a veces simulan nevo azul.

La forma sistémica afecta órganos internos, y el metal puede detectarse en sangre y orina; los depósitos viscerales son asintomáticos y puede haber insuficiencia renal.

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.