Skip to Main Content

Afecta las partes expuestas a la luz solar (85%). La mayoría de los enfermos presenta lesiones limitadas a las mejillas y el dorso de la nariz (alas de mariposa) (fig. 31-1); los labios, sobre todo el inferior; pabellones auriculares y piel cabelluda (12 a 60%) (figs. 31-2 y 31-3). Si es diseminado, afecta la parte superior del pecho en la zona del escote y el cuello, las caras externas de los brazos y antebrazos (fig. 31-4), el dorso de las manos, los dedos, y rara vez las extremidades inferiores y las caras anterior y posterior del tronco. La dermatosis es simétrica o asimétrica; se caracteriza por eritema, escamas y atrofia (fig. 31-5); en personas morenas se agrega hiperpigmentación (figs. 31-6 y 31-7). Forma placas bien limitadas, con borde activo y centro atrófico (fig. 31-1), que miden desde algunos milímetros hasta abarcar una mejilla o la cara; pueden ser lineales o punteadas (fig. 31-8).

FIGURA 31-1.

A. Lupus eritematoso discoide. B. Lupus discoide, lesiones eritematosas.

FIGURA 31-2.

Lupus eritematoso discoide en la piel cabelluda.

FIGURA 31-3.

Lupus eritematoso discoide pigmentado en el pabellón auricular.

FIGURA 31-4.

Lupus eritematoso cutáneo diseminado en los brazos.

FIGURA 31-5.

Lupus eritematoso, lesiones atróficas.

FIGURA 31-6.

Lupus eritematoso, lesiones pigmentadas.

FIGURA 31-7.

Lupus eritematoso, lesiones activas pigmentadas.

FIGURA 31-8.

Lupus eritematoso discoide infantil.

Muchas veces las placas son rojas o purpúricas, con escamas finas y adherentes que al desprenderse recuerdan tachuelas de alfombra o tapiz (signo del tapicero). Las manifestaciones en las mucosas oral y conjuntival son poco evidentes, pero se han informado en 15%. En las uñas se puede notar por dedos en palillo de tambor, paroniquia, eritema digital, telangiectasias periungueales, puntilleo, onicólisis, leuconiquia estriada, lúnula roja, hiperqueratosis del lecho y deformidad en pinza. En piel cabelluda se manifiesta como una alopecia cicatrizal.

La evolución es crónica y asintomática; en ocasiones hay parestesias. Con el tiempo quedan atrofia y telangiectasias. Pueden identificarse las variedades clínicas que siguen: el lupus eritematoso cutáneo fijo es la variedad habitual, y puede tener una forma eritematosa pura, pigmentada, seborreica, punteada, hipertrófica, verrugosa, en escarapela o en sabañón, y el herpes cretáceo de Devergie (que origina escamas gruesas, adherentes, duras y de aspecto yesoso, difíciles de desprender). En el lupus eritematoso superficial (eritematoso migrans de Darier, o eritema centrífugo y simétrico de Biett y Pautrier) predomina el eritema y semeja lupus sistémico. El lupus túmido (tumidus) genera placas rojas e infiltradas (fig. 31-9) que se resuelven sin dejar atrofia. El lupus eritematoso profundo se detalla en el capítulo 33, y la forma diseminada o subaguda, en el 32. Una variante muy rara es el lupus telangiectoide.

La variedad vegetante de Hallopeau presenta lesiones pustulares y vegetantes, preferentemente en los pliegues.

El riesgo de avance a la forma sistémica es muy bajo (5%); aumenta en caso de lesiones muy diseminadas o en niños. El lupus sistémico empieza como lesiones discoides en 10 a 15% de los pacientes.

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.