Skip to Main Content

++

Definición

++

Manifestaciones en la piel de una infección por Entamoeba histolytica. Ubicadas principalmente en las regiones perianal y genital, las lesiones consisten en úlceras destructivas, dolorosas, de evolución rápida; en ocasiones son de transmisión sexual.

++

Datos epidemiológicos

++

Es cosmopolita; afecta a todas las razas y a ambos sexos, predomina en varones 2:1. La forma intestinal se observa con mucha frecuencia, por lo regular en países tropicales subdesarrollados. En México es la segunda causa de muerte por parasitosis intestinales. Ocurre en 12 a 20% de la población mundial. La localización cutánea es rara; se presenta en 0.3% de los casos de disentería amebiana, y en 1 de cada 3 000 pacientes dermatológicos; en niños se han informado sólo ocho casos. En un estudio retrospectivo de 50 años (1955 a 2005) en el Instituto Mexicano del Seguro Social y el Hospital General de México se informaron 24 casos en adultos y 2 en niños. Durante los últimos años, la frecuencia de amebiasis genital ha aumentado en homosexuales, sobre todo en aquellos con infección por virus de la inmunodeficiencia humana (HIV); se considera que se transmite por contacto sexual y puede tener localización genital o perianal. La morbilidad en niños y ancianos es muy alta.

++

Etiopatogenia

++

Entamoeba histolytica ha sido reclasificada en dos especies de morfología idéntica, pero distintas desde el punto de vista genético: E. histolytica, el parásito invasivo, y E. dispar, el no invasivo que ocasiona colonización intestinal asintomática; ambas pueden coexistir en el mismo paciente. La forma cutánea se origina por el protozoario E. histolytica, única especie de este género patógena para el humano, que se encuentra en forma de quistes y trofozoítos, y es un parásito habitual de la pared del colon, en especial del colon sigmoide. El ciclo vital es sencillo; tiene tres etapas: a) trofozoítos (forma invasora), que se dividen por fisión binaria, viven en el colon y pueden penetrar en la pared del mismo, y a veces de los vasos sanguíneos, donde producen quistes con cuatro núcleos; b) quistes (forma infecciosa o por ingestión), que se expulsan en las heces, pueden sobrevivir en el ambiente varios días, y contaminar el agua y los alimentos, y c) metaquistes.

++

El huésped portador o enfermo expulsa los quistes por las heces, y el individuo sano los ingiere en alimentos o bebidas, o los adquiere por medio de fómites o moscas contaminadas; sobreviven en el medio ácido del estómago, y en el íleon se transforman en trofozoítos.

++

El trofozoíto invade la piel por inoculación directa de una amebiasis intestinal, de un absceso hepático amebiano, por intervención quirúrgica (colostomía), o por contacto sexual oroanal o genitoanal; asimismo, es posible la invasión indirecta por vía hematógena o linfática. La humedad, las fisuras o las heridas pequeñas favorecen la penetración; el daño es causado por invasión directa, fagocitosis, enzimas líticas y otras ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.