Skip to Main Content

Propiedades farmacológicas

El calcio es uno de los electrólitos esenciales del organismo. Se encuentra principalmente en los huesos (90%) y, en menor proporción, en el líquido extracelular y las células. Interviene en la función normal de las células musculares y nerviosas, es fundamental para el funcionamiento del músculo cardiaco y en los mecanismos de coagulación sanguínea. La cantidad en que se ingiere a través de la dieta habitual varía de 200 a 2 500 mg al día. La concentración plasmática, que está en equilibrio dinámico con la del esqueleto, se mantiene alrededor de 2.5 mmol (5 meq/L); 50 a 60% en forma ionizada y hasta 10% en forma de complejos difusibles con ácidos orgánicos; el resto en forma de complejos no difusibles con proteínas. La homeostasis de este electrólito está regulada por la hormona paratiroidea, la calcitonina y la vitamina D. Las necesidades diarias de calcio son alrededor de 500 mg, los cuales están presentes en la dieta; los complementos sólo suelen ser necesarios durante el crecimiento, el embarazo y la lactancia. También se necesitan para el tratamiento de estados deficitarios agudos y crónicos. Las sales de calcio de la presentación comercial generan unos 500 mg de calcio ionizable. El calcio se absorbe en el intestino delgado y la capacidad de absorción disminuye con la edad. Se distribuye ampliamente en el organismo y está sujeto a los mecanismos hormonales de regulación. Se secreta a través de sudor, bilis, jugo pancreático, leche materna, orina y heces.

Indicaciones

Necesidades aumentadas de calcio (crecimiento, embarazo, lactancia). Osteoporosis por diferentes causas (climaterio, senectud, corticoterapia, gastrectomía, inmovilidad). Hipocalcemia crónica en casos de hipoparatiroidismo, osteomalacia, raquitismo, insuficiencia renal crónica.

Contraindicaciones y precauciones

Está contraindicado en casos de hipercalcemia (hiperparatiroidismo, sobredosis de vitamina D, tumores descalcificantes), insuficiencia renal grave, hipercalciuria grave, cálculos renales. Su administración crónica produce hipercalcemia e hipercalciuria. Evítese la administración de dosis altas de vitamina D, a menos que se tenga una indicación especial. La tetraciclina y los corticosteroides pueden interferir con su absorción.

Reacciones adversas

Poco frecuentes: trastornos gastrointestinales. Con dosis elevadas se presentan manifestaciones de hipercalcemia (anorexia, náusea, vómito, estreñimiento, dolor abdominal, sed, poliuria).

Advertencias para el paciente

Notifíquese al médico si ocurre alguna de las siguientes manifestaciones: anorexia, náusea, vómito, estreñimiento, dolor abdominal, sed, poliuria.

Vía de administración y dosis

Adultos:

Oral: 200 a 1 000 mg una a tres veces al día, según las necesidades y gravedad del cuadro. Los comprimidos deben disolverse en un vaso de agua.

Adolescentes:

Oral: 200 a 500 mg dos o tres veces al día, de conformidad con las necesidades y gravedad del cuadro. Los comprimidos se disolverán en un vaso de agua.

Presentaciones

CALCIUM ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.