Skip to Main Content

Propiedades farmacológicas

La insulina, secretada por las células beta de los islotes de Langerhans del páncreas, es la hormona principal para utilización adecuada de la glucosa en los procesos metabólicos normales; su acción fundamental es permitir el uso de la glucosa en los tejidos, y por tanto es indispensable para el metabolismo normal de carbohidratos, proteínas y grasas. Sus efectos biológicos dependen de su unión a receptores específicos ubicados en la membrana celular, lo cual aumenta el transporte de glucosa, metabolitos y iones a través de dicha membrana e influye en la actividad de diversas enzimas. En ayuno, el páncreas secreta unos 20 μg/h, la concentración portal es de 2 a 4 ng y en la circulación periférica de 500 pg/ml. En los diabéticos, la insulina que se administra sustituye la falta de insulina endógena y corrige parcialmente los trastornos metabólicos y la hiperglucemia causados por deficiencia absoluta, por reducción de la eficacia biológica de la insulina, o por ambos. La insulina humana se obtiene mediante tecnología de DNA recombinante; estos preparados son menos antigénicos que los de origen animal. Los diferentes tipos de insulina se identifican por letras. La insulina R es la cristalina o regular, de inicio rápido (30 a 60 min) y duración corta (6 h). La insulina NPH (N) tiene agregada protamina, que le confiere una acción intermedia (inicio, 1 a 2 h; duración, 18 a 24 h). La insulina L, que se obtiene por un proceso de recristalización con zinc, también es de acción intermedia. La insulina PZI tiene mayor concentración de protamina, por lo que su efecto se inicia lentamente (4 a 6 h) y su duración es más prolongada (24 a 36 h). En todos los casos, el inicio y duración de efecto corresponde a la administración subcutánea. Sólo la insulina R se administra por vía intravenosa. Por esta vía, su efecto se inicia en 10 min, es máximo en 15 a 30 min y persiste 30 a 60 min. La insulina se distribuye ampliamente en el organismo y llega prácticamente a todas las células, se biotransforma en diversos tejidos por acción de la transhidrogenasa de insulina, especialmente en hígado y riñón. Sus productos se eliminan en la orina y la insulina no biotransformada se reabsorbe. La vida media de la insulina es de 5 a 6 min y en algunos diabéticos es más prolongada.

indicaciones

Diabetes mellitus dependiente de insulina (diabetes tipo 1). Complicaciones asociadas a la diabetes: cetoacidosis diabética, acidosis, cetosis, coma diabético. Algunos casos de diabetes mellitus no dependiente de insulina que no se controlan adecuadamente con dieta e hipoglucemiantes orales. Hiperpotasemia.

Contraindicaciones y precauciones

Contraindicada en casos de hipersensibilidad a la insulina, diarrea, gastroparesia, obstrucción intestinal, disfunción hepática, disfunción renal, o considerar la proporción de riesgo-beneficio. Tener en cuenta que los requerimientos de insulina están aumentados en casos de fiebre alta, hipertiroidismo, infecciones graves, traumatismo y cirugía; suelen ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.