Skip to Main Content

Introducción

COMPETENCIAS

  • Analizar los fundamentos de la prueba inmunológica de embarazo.

  • Interpretar la prueba inmunológica de embarazo y analizar sus posibles fallas.

  • Analizar el perfil hormonal de la mujer embarazada, premenopáusica y menopáusica.

Revisión de conceptos

En el ciclo menstrual, el desprendimiento y la expulsión del endometrio (menstruación) ocurren 14 días después de la ovulación como resultado de la involución del cuerpo amarillo productor de estrógenos y progesterona. Sin embargo, cuando el óvulo es fecundado, el blastocisto invade el endometrio mediante la formación de células trofoblásticas sincitiales, que secretan la hormona gonadotropina coriónica humana (GCH). La GCH es una hormona que impide la involución del cuerpo amarillo, por lo que éste continúa secretando estrógeno y progesterona que mantienen las características adecuadas del endometrio para que el embarazo continúe.

La GCH es detectable desde ocho días después de la fecundación, justo cuando ocurre la implantación en el endometrio, y duplica su concentración cada 1.3 a 2 días, de manera que cuando se advierte la falta del primer periodo menstrual, su concentración es de unas 100 mUI/ml, cantidad que sigue aumentando hasta alcanzar su valor máximo de 200 000 mUI/ml después de casi 10 a 12 semanas. Por influencia de la GCH, el cuerpo amarillo alcanza unas dos veces su tamaño inicial en aproximadamente un mes después del inicio del embarazo. Conforme la producción de estrógenos y progesterona por la placenta aumenta durante el segundo trimestre, los niveles de GCH descienden y alcanzan un valor relativamente bajo a las 16 a 20 semanas, que se mantiene por el resto del embarazo. La aparición temprana de la GCH después de la fecundación y sus niveles elevados al inicio de la gestación la hacen un excelente indicador para la detección temprana del embarazo. Sin embargo, es importante recordar que el embarazo no es la única situación en que se presentan concentraciones elevadas de GCH; tumores como la mola hidatidiforme y el coriocarcinoma también producen niveles de GCH comparables a los observados en el embarazo, por lo que estas enfermedades deben ser excluidas antes de que un resultado positivo de GCH se considere diagnóstico de embarazo.

Desde el punto de vista químico, la GCH es una glicoproteína formada por dos subunidades, una α y una β. La subunidad α no es específica y es igual a la que presentan las hormonas luteinizante (LH), foliculoestimulante (FSH) y estimulante del tiroides (TSH). La subunidad β es específica de la GCH, por lo que la detección de esta subunidad es el fundamento de la medición de la GCH.

Actividades

Realización de una prueba inmunitaria de embarazo

Las pruebas inmunitarias de embarazo se basan en la detección de la fracción de la GCH mediante anticuerpos monoclonales contra esta subunidad, los cuales al reaccionar con la GCH originan un precipitado que se manifiesta de diversas ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.