Skip to Main Content

Introducción

COMPETENCIAS

  • Realizar una curva de tolerancia a la glucosa e interpretar los resultados según los criterios diagnósticos de la Asociación Estadounidense de Diabetes (American Diabetes Association).

  • Calcular e interpretar el índice de masa corporal (IMC) y el índice cintura-cadera (ICC).

Revisión de conceptos

Luego de una comida rica en carbohidratos, la glucosa que pasa a la sangre origina secreción rápida de insulina; esta hormona a su vez estimula la captación inmediata de glucosa por las células para su empleo y almacenamiento en hígado, tejido adiposo y otros tejidos. Durante la mayor parte del día, para obtener energía el tejido muscular depende no sólo de la glucosa, sino también de los ácidos grasos. La principal razón de lo anterior es que las membranas celulares del músculo en reposo son casi impermeables a la glucosa, excepto cuando la fibra muscular es estimulada por la insulina, y entre las comidas se secreta muy poca cantidad de esta hormona para promover la entrada de cantidades importantes de glucosa en estas células. Sin embargo, en dos condiciones fisiológicas los músculos utilizan gran cantidad de glucosa para obtener energía. Una de ellas es el ejercicio intenso; en este caso no se requiere insulina, ya que las fibras musculares aumentan el número de transportadores en la membrana celular, los cuales no son regulados por la insulina. La segunda situación en que el músculo utiliza grandes cantidades de glucosa es algunas horas después de una comida, cuando la glucemia es alta y el páncreas secreta insulina adicional que favorece el rápido transporte de glucosa al interior de las células musculares por medio de un aumento de los transportadores sensibles a la insulina. Esto hace que durante ese lapso la célula muscular utilice carbohidratos en vez de ácidos grasos como fuente de energía, ya que la liberación de éstos a partir del tejido adiposo es impedida de manera significativa por la insulina, que inhibe a la lipasa sensible a hormona en los adipocitos.

El mecanismo mediante el que la insulina aumenta la entrada de glucosa a la célula consiste en aumento de los transportadores de glucosa en la membrana celular. Éstos reciben el nombre de GLUT y a la fecha se han identificado siete tipos diferentes. Los transportadores GLUT 4 son los sensibles a la insulina y se encuentran en tejido muscular, adiposo y otros tejidos. Los otros transportadores no son regulados por la insulina, como el GLUT 2 que se encuentra en las células β del páncreas y el GLUT 1 que se halla en las neuronas. Existe además un tipo de transportadores GLUT 4 en el músculo que no es sensible a la insulina y que interviene en el aumento de la entrada de glucosa a la célula durante el ejercicio.

Si los músculos no se ejercitan durante el periodo que sigue a una comida y no obstante se transporta ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.