Skip to Main Content

++

Introducción

++

COMPETENCIA

++

  • Analizar el mecanismo de producción de la diuresis acuosa y osmótica relacionándolas con la clínica.

++

Revisión de conceptos

++

El deseo de beber está regulado sobre todo por la osmolaridad del plasma y el volumen del líquido extracelular (LEC). La necesidad de ingerir agua aumenta a causa de un incremento de la presión osmótica efectiva del plasma o por disminución del volumen del LEC. Los osmorreceptores son células que responden a los cambios de osmolaridad del LEC y se encuentran en el hipotálamo anterior por fuera de la barrera hematoencefálica.

++

La disminución del volumen del LEC también produce sed por una vía que parece independiente de la hiperosmolaridad. Una hemorragia ocasiona sed aun cuando la osmolaridad del plasma no cambie. Al parecer, el efecto del decremento del LEC sobre la sed es mediado por el sistema renina-angiotensina. La hipovolemia aumenta la secreción de renina y ocasiona incremento consecutivo de la angiotensina II, que actúa en el hipotálamo para desencadenar el reflejo de la sed.

++

En condiciones normales, los glomérulos filtran 180 L de líquido todos los días; sin embargo, el promedio del volumen urinario por día se aproxima a 1 L. La misma carga de solutos puede excretarse cada 24 h en un volumen de orina de 500 ml con una concentración de 1 200 mOsm/L o en un volumen de 20 L con una concentración de 30 mOsm/L. Estas cifras demuestran dos hechos relevantes: primero, por lo menos 80% del agua filtrada se resorbe, aun cuando el volumen de orina sea de 20 L, y segundo, la resorción del resto del agua filtrada puede variar sin afectar la excreción total de solutos. Por tanto, cuando la orina es concentrada, el agua se retiene en exceso con respecto a los solutos, y cuando es diluida, el cuerpo pierde agua en exceso en relación con ellos. Ambos hechos tienen gran importancia, tanto en la economía del organismo como en la regulación de la osmolaridad de los líquidos corporales.

++
Diuresis acuosa
++

El incremento de la osmolaridad del plasma estimula el mecanismo que controla la secreción de la hormona antidiurética (ADH) y el descenso lo inhibe. El acto de beber produce disminución pequeña de la secreción de vasopresina antes que el agua se absorba, pero la mayor parte de la inhibición se debe a reducción de la osmolaridad plasmática tras la absorción del agua. La diuresis acuosa que resulta de beber grandes cantidades de líquidos hipotónicos inicia cerca de 15 min después de ingerir una carga de agua y alcanza su máximo en alrededor de 40 min.

++

Mientras se excreta una carga osmótica normal, el flujo máximo de orina que puede producirse durante la diuresis acuosa se aproxima a 16 ml/min. Si se ingiere agua a una velocidad mayor que ésta por cualquier periodo, las células se dilatan ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.