Skip to Main Content

1. Hipertensión arterial sistémica

Héctor Enrique Flores Salinas

Definición

La hipertensión se define como una presión arterial sistólica (PAS) de 140 mmHg o mayor, una presión arterial diastólica (PAD) de 90 mmHg o mayor o ambas en personas que no toman medicamentos antihipertensivos. Hay tablas que establecen que la presión arterial sistólica “normal” es de 120 a 129 mmHg y la diastólica de 80 a 84 mmHg.

Se clasifican como prehipertensas a las personas con presión arterial de 120 a 139 mmHg de sistólica y de 80 a 89 mmHg de diastólica, ya que ahora se sabe que estos valores aumentan el riesgo de un accidente vascular cerebral de 2 a 4 veces en comparación con una PA normal (< 120/80 mmHg).

Las personas de mayor edad, en los que la hipertensión es a la vez más frecuente y suele conducir a las complicaciones de un AVC, son más propensas a presentar elevaciones de la PAS en presencia de una PAD normal. La correlación positiva entre la PA y el riesgo de morbilidad y mortalidad de un AVC es más fuerte para la PAS que para la PAD.

El envejecimiento se acompaña de un aumento progresivo de la presión arterial sistólica, una reducción en la presión arterial diastólica, y el ensanchamiento de la presión del pulso. Esto es un reflejo de una reducción progresiva en la distensibilidad, o rigidez de las grandes arterias de conducción.

La forma predominante de hipertensión en los ancianos es la hipertensión sistólica aislada (HSA), que se define como una PAS de 140 mmHg o mayor en presencia de una PAD de 90 mmHg o más baja. La exactitud del diagnóstico y la estadificación de la hipertensión mejoró de forma notable mediante el uso de la PAS en lugar de la PAD como criterio principal.

La hipertensión esencial, primaria o idiopática se define como una PA elevada que no obedece a causas secundarias ni a un trastorno mendeliano (monogénica); representa 90% de todos los casos.

La hipertensión secundaria es la PA elevada que obedece a un trastorno identificable y potencialmente curable. La hipertensión refractaria o resistente se define como una PA de 140/90 mmHg o mayor a pesar de tres fármacos de diferentes clases a las dosis máximas aprobadas, administradas durante al menos un mes. La hipertensión espuria (seudohipertensión) es una PA elevada obtenida por medición indirecta con manguito sobre una arteria calcificada y rígida como la arteria braquial. Este valor no refleja con idoneidad la tensión imperante en el árbol arterial.

La expresión hipertensión de bata blanca se refiere a los valores encontrados en los pacientes cuando se les mide una presión arterial alta en un consultorio médico o en una clínica (> 140/90 mmHg), pero que en otro contexto presentan una presión ambulatoria diurna normal (< 135/85 mmHg). Representa una ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.