Skip to Main Content

1. Mordeduras

Una mordedura es toda herida causada por cualquier animal con su cavidad bucal. Las mordeduras por perros suman de 80 a 90% de las mordeduras por animales que requieren atención médica. Debido a que las mordeduras por animales y humanos son infecciones polimicrobianas por aerobios y anaerobios, la profilaxis debe dirigirse contra esos microorganismos, donde Pasteurella multocida, Staphylococcus aureus y los cocos anaerobios son los principales agentes patógenos (cuadro II.3-1).

Cuadro II.3-1

Infecciones secundarias a mordedura por animales.

Los cultivos son innecesarios en niños que se evalúan en las primeras 8 horas de la lesión, a menos que la mordedura se localice en la cara, las manos o haya signos de infección presentes. El aislamiento de un microorganismo en una herida que no esté infectada pero sí contaminada refleja la flora oral normal del animal que produjo la mordedura y no predice el futuro desarrollo de infección.

La mordedura de perro conlleva el más bajo porcentaje de infección entre las mordeduras de mamíferos (sólo se infecta 2 a 5% de las heridas con atención adecuada y aseo local); los dientes finos y puntiagudos de los gatos propician procesos infecciosos más profundos hasta en 30 a 50% de los casos, pero es la mordedura humana la que causa el mayor porcentaje de complicaciones, sobre todo infecciosas, dada la variada flora bacteriana bucal humana.

Hasta que otros datos adicionales estén disponibles, se justifica el uso razonable de antibióticos profilácticos en mordeduras de perros con más de 8 horas de evolución mediante amoxicilina-ácido clavulánico durante 3 a 5 días (cuadros II.3-2 y II.3-3).

Cuadro II.3-2

Medidas profilácticas para evitar la infección en mordeduras de seres humanos o animales.

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.