Skip to Main Content

1. Principios básicos, definiciones

La Asociación Internacional para el Estudio y Tratamiento del Dolor (IASP) define al dolor como “una experiencia desagradable sensorial y emocional que se asocia a una lesión tisular real o potencial o que se describe en función de dicha lesión”. El dolor es siempre subjetivo; cada persona aprende a aplicar la palabra a través de experiencias en los primeros años de vida.1,2

Desarrollo evolutivo de las vías del dolor en el feto

En el desarrollo fetal temprano, ya existen inervación periférica y conexiones al sistema nervioso central a nivel de las células de las astas dorsales de la médula espinal. En el tercer trimestre, el feto tiene mielinizadas las vías nerviosas básicas necesarias para completar la transmisión sináptica del dolor hacia la neocorteza.

  • Séptima semana de edad gestacional (SEG): aparecen receptores sensoriales cutáneos en la región perioral.

  • Vigésima SEG: existen receptores sensoriales cutáneos en superficies de piel y mucosas.

  • Vigésima a vigesimacuarta SEG: se establecen conexiones sinápticas tálamo-corticales.

  • Vigesimaoctava SEG: ocurren periodos definidos de sueño quieto, sueño activo y vigilia.

  • Trigésima SEG: mielinización de las vías del dolor en tronco cerebral y tálamo, y poco después en los tractos nerviosos espinales.

  • En recién nacidos (RN) prematuros menores de 30 SEG se han registrado componentes corticales de potenciales evocados auditivos y visuales.

  • La piel del RN tiene una densidad de terminaciones nerviosas nociceptivas mayor que la piel del adulto.

  • En el RN, los estímulos olfatorios y táctiles causan cambios detectables en el electroencefalograma (EEG).

El recién nacido cuenta con los componentes anatómicos y funcionales para la percepción del dolor y se postula que los procedimientos dolorosos pueden tener efectos prolongados en su desarrollo neurológico y psicosocial.3,4

Definición de “sedación y analgesia” según la Sociedad Americana de Anestesiólogos (ASA)

“Estado en el cual el paciente puede tolerar procedimientos mientras mantiene una adecuada función cardiorrespiratoria y la capacidad de responder propositivamente a una orden verbal o a la estimulación táctil.” Sin embargo, en la edad pediátrica, esta definición es aplicable de modo parcial ya que los niveles de sedación mínima y moderada en ocasiones no brindan las condiciones adecuadas, pues aunque se conserva la función respiratoria y cardiovascular la respuesta a las órdenes verbales es difícil de obtener.5

La sedación y la analgesia permiten la realización de procedimientos diagnósticos o terapéuticos de forma segura para el paciente. No obstante, se considera a la sedación como un estado dinámico con potencial para progresar que puede avanzar a un nivel más profundo, lo que depende de diferentes factores como el empleo de dos o más fármacos, la comorbilidad del paciente, o la falta de estimulación.6

2. Procedimientos o intervenciones que necesitan sedación y analgesia en niños5,7,8

Procedimientos indoloros

...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.