Skip to Main Content

Definición

Es la inflamación de apéndice vermicular, ocasionada por una obstrucción de la luz apendicular, que de persistir favorece la invasión bacteriana de su pared, infección, absceso de la submucosa, necrosis, perforación y peritonitis. Es la causa más común de abdomen agudo en los escolares.1

Epidemiología

Se presentan 86 casos de apendicitis por cada 100 000 personas cada año. El pico de mayor incidencia sucede entre los 10 y 11 años, con una relación hombre:mujer de 1.4:1. La apendicitis ocurre con mayor frecuencia durante el verano.2

Etiología

Es variada y puede deberse a:

  • Hiperplasia linfoide.

  • Tumores.

  • Fecalito 20%.

  • Microorganismos (parásitos, bacterias, virus).

  • Traumatismo.

  • En neonatos, enfermedad de Hirschsprung.

  • En lactantes con cardiopatía congénita, émbolo.

Fisiopatología

De inicio, la luz apendicular se obstruye, lo causa distensión y aumento de la presión intraluminal. Esta distensión provoca la estimulación de los nervios aferentes viscerales torácicos 8o. a 10o., lo que lleva a un dolor periumbilical leve. El aumento de la presión intraluminal se convierte en la isquemia tisular, el compromiso mucoso y eventual inflamación transmural. Esta inflamación se propaga hasta el peritoneo parietal, lo que ocasiona dolor somático localizado en el cuadrante inferior derecho y síntomas constitucionales de fiebre, náuseas, vómito y anorexia. La necrosis es seguida por la perforación eventual.

Clasificación3,4

Estadio I: apéndice edematosa y congestiva.

Estadio II: apéndice flemonosa con erosiones de la mucosa, supuración y exudados fibrinopurulentos.

Estadio III: gangrena y necrosis de la pared.

Estadio IV: perforada.

I. Apendicitis aguda

  1. No perforada.

    • Edematosa.

    • Abscedada.

    • Necrótica.

  2. Perforada.

    • Abscedada con peritonitis localizada.

    • Peritonitis generalizada.

  3. Apendicitis aguda reactiva.

II. Apendicitis crónica

Cuadro clínico

Síntomas

La presentación clásica de la apendicitis se inicia con la aparición gradual de dolor periumbilical seguido por la migración de éste al cuadrante inferior derecho. Típicamente, las náuseas y los vómitos siguen a la aparición del dolor. Puede haber anorexia, fiebre y diarrea que ocurren con menos frecuencia. La perforación se produce de las 24 a las 36 horas desde la aparición del primer síntoma, que generalmente es el dolor. Cuando se produce una perforación, el dolor puede aumentar en gran medida y puede ser más generalizado, lo que ocasiona irritación peritoneal.5,6 Hasta en 30% de los casos se puede palpar una masa en la fosa iliaca derecha.

  • Dolor abdominal 100%.

  • Náuseas y vómito 90%.

  • Fiebre 60%.

  • Hiporexia 20%.

  • Taquicardia.

Signos apendiculares:

  • McBurney.

  • Von Blumberg.

  • Psoas.

  • Rovsing.

  • Obturador.

  • Talopercusión.

En el neonato y el lactante el cuadro es aparatoso y se presenta como abdomen agudo franco y oclusión ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.