Skip to Main Content

A Dios, por darme vida, fuerza y alegría.

A Maricela, Sebastián y Benjamín, quienes me han brindado su cariño, su tiempo y, sobre todo, me han enseñado que hay algo más importante que la medicina esperando en casa día a día.

A mis padres, abuelos y tíos, por su presencia en mi carrera de médico y ginecoobstetra. Sin su cariño y apoyo no estaría donde estoy. Gracias.

Al doctor Jorge Beltrán Montoya, quien siempre será mi maestro y quien, como muchos médicos egresados del INPer, nos ha enseñado a operar.

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.