Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

La evaluación preoperatoria tiene como objetivo identificar factores que potencialmente ponen en riesgo la vida de la paciente o bien que pueden condicionar efectos comórbidos y complicar el periodo posoperatorio. En general, en la paciente no obstétrica, el enfoque se orienta a identificar factores de riesgo cardiovascular que puedan predisponer al desarrollo de isquemia miocárdica durante la inducción anestésica. Además, se identifican factores de riesgo que puedan incrementar la morbilidad pulmonar posoperatoria, al tiempo que se promueven medidas de prevención de complicaciones como la trombosis venosa profunda.

++

En general, se practican pocos procedimientos quirúrgicos no obstétricos en la paciente embarazada, aunque cuando son necesarios se realizan. La incidencia reportada en grandes series es de 1 a 2%, y se informa que se realizan alrededor de unas 50 000 intervenciones quirúrgicas en igual número de pacientes cada año en Estados Unidos.

++

La operación no obstétrica más frecuente en la paciente embarazada es la apendicectomía, con una frecuencia aproximada de uno por cada 1 500 pacientes. En ese orden, sigue la colecistectomía, con una frecuencia de 0.2 a 0.5 casos por cada 1 000 pacientes. Con menor frecuencia, entre los procedimientos más requeridos están la cirugía ovárica (torsión, tumores), traumatismos, obstrucción intestinal y cirugía de mama.

++

Es importante entender que la cirugía no obstétrica en la paciente embarazada incrementa el riesgo de retraso del crecimiento intrauterino, parto pretérmino y origina mayor morbimortalidad neonatal. Sin embargo, la salud de la madre es prioritaria, ya que de ella depende la salud y el pronóstico del feto. En añadidura, la mortalidad posoperatoria de la paciente embarazada poscirugía no obstétrica es baja (0.25%).

++

En el caso de la paciente embarazada, la valoración preoperatoria no difiere de la que se hace en la paciente no obstétrica, con un riesgo perioperatorio similar; sin embargo, se deben considerar en todo momento los cambios fisiológicos del embarazo y el riesgo intrínseco del feto, como el aborto, óbito fetal y parto prematuro. El mayor riesgo de afectación fetal se corre en el primer trimestre. Es aquí donde se debe poner en perspectiva el riesgo operatorio de la madre con el riesgo del feto, así como las implicaciones de la intervención quirúrgica en la salud de la madre durante el resto del embarazo.

++

Cabe señalar que no existen guías establecidas propiamente dichas para el manejo perioperatorio de la paciente obstétrica. En este capítulo se hace en primer lugar una revisión de los cambios fisiológicos del embarazo que tienen implicaciones directas en la evaluación prequirúrgica. En segundo lugar se presenta un resumen de la literatura existente de medicina preoperatoria con aplicación a la paciente obstétrica. Más adelante se hacen consideraciones quirúrgicas y anestésicas para este grupo de pacientes, para concluir con los lineamientos generales del manejo perioperatorio.

++

CAMBIOS FISIOLÓGICOS DEL EMBARAZO

++

El objetivo de este capítulo es presentar de forma concisa los cambios ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.