Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

ESTUDIO DE CASO

Un varón de 72 años de edad con cáncer colorrectal metastásico recibió la prescripción del fármaco antineoplásico irinotecán, 180 mg/m2 en goteo intravenoso, con repetición de las dosis cada dos semanas, en combinación con otros quimioterapéuticos. Las funciones hepática y renal eran normales. Se obtuvieron muestras de sangre. Después del primer ciclo terapéutico, el paciente experimentó neutropenia y diarrea graves. Las concentraciones plasmáticas de SN-38, el metabolito activo de irinotecán, se encontraron cuatro veces por arriba de las encontradas en la mayor parte de los pacientes. Se redujo la dosis de irinotecán en 50% (a 90 mg/m2) y las concentraciones plasmáticas de SN-38 fueron más bajas, pero aún se encontraban a más del doble de lo esperado. Sin embargo, después del segundo ciclo, no hubo neutropenia y se presentó diarrea sólo en grado 1. La tomografía computarizada y la resonancia magnética nuclear mostraron una respuesta parcial a la quimioterapia. ¿Es posible que el polimorfismo UGT1A1*28 haya ocasionado los efectos secundarios?

++

La farmacogenómica, el estudio de los factores genéticos subyacentes a la variación en la respuesta a los fármacos, es un término moderno para la farmacogenética. El término farmacogenómica implica el reconocimiento de que una o más variantes genéticas pueden contribuir a la variación en la respuesta a los fármacos. Este campo de estudio inició con la observación de varias reacciones farmacológicas secundarias graves en ciertos individuos, que más tarde se encontró portaban variantes genéticas en las enzimas que metabolizaban los fármacos. Como campo científico, la farmacogenómica ha avanzado con rapidez desde la secuenciación del genoma humano. En la última década se llevaron a cabo estudios potentes de asociación genómica amplia (GWA, genome wide association), en los cuales se analizaron cientos de miles de variantes genéticas en todo el genoma en busca de su asociación con la respuesta a los fármacos. Tales estudios condujeron al descubrimiento de muchos otros polimorfismos importantes que subyacen a la variación en la respuesta terapéutica y adversa. Además del polimorfismo en genes que codifican las enzimas que metabolizan los fármacos, hoy se sabe que los polimorfismos en los genes que codifican transportadores, locus del antígeno leucocítico humano (HLA, human leukocyte antigen), citocinas y diversas proteínas también son de utilidad para pronosticar variaciones en la respuesta terapéutica y en la aparición de efectos secundarios. Además de los nuevos descubrimientos realizados, el decenio anterior marcó el comienzo de la “medicina genómica” o “medicina personalizada”, en la cual se utilizó información genética para guiar el tratamiento farmacológico y la selección de la dosis para pacientes individuales en la práctica médica. El Clinical Pharmacogenetics Implementation Consortium (CPIC) publicó una serie de lineamientos para el uso de información genética en la selección de fármacos y su dosificación. Estas guías informativas fueron utilizadas por los médicos para la prescripción de fármacos para el tratamiento más eficaz de los pacientes. Este capítulo se inicia con un estudio de caso y después se describen las ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.