Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

ESTUDIO DE CASO

Un varón de 49 años de edad con antecedentes de cardiopatía congénita fue sometido a un trasplante cardiaco exitoso hace seis meses. Ahora fue hospitalizado por agitación grave. Se encontró una presión arterial de 170/110 mmHg, frecuencia cardiaca de 130, respiraciones 25, diaforesis y vasoconstricción cutánea. El paciente informó que se había inyectado metanfetaminas cuatro horas antes. ¿De qué forma las metanfetaminas incrementan la presión arterial? En condiciones normales, la frecuencia cardiaca se reduciría en gran medida con este grado de hipertensión farmacoinducida. ¿Por qué el paciente tiene incremento de la frecuencia cardiaca?

++

En forma convencional se ha dividido el sistema nervioso en sistema nervioso central (SNC; encéfalo y médula espinal) y periférico (SNP; tejidos neuronales externos del SNC). La sección motora (eferente) del sistema nervioso contiene dos grandes subdivisiones: los sistemas autónomo y somático. El sistema nervioso autónomo (SNA) es independiente (autónomo) en gran medida porque sus actividades no se hallan bajo control consciente directo. Regula de manera primordial funciones viscerales, como el gasto cardiaco, la distribución del flujo sanguíneo y la digestión, todas necesarias para la vida. Cada vez hay más evidencia de que el SNA, sobre todo el nervio vago, también influye en la función inmunitaria y algunas funciones del SNC, como las descargas convulsivas. Evidencia reciente indica que los nervios del sistema nervioso autónomo también influyen en el desarrollo y progresión del cáncer prostático. La subdivisión somática se ocupa en grado considerable de funciones controladas en forma consciente, como movimientos, respiración y postura. Los dos sistemas reciben estímulos aferentes (sensitivos) importantes que aportan datos del medio ambiente interno y externo, y modifican los estímulos motores o eferentes, a través de arcos reflejos de magnitud y complejidad diversas.

++

El sistema nervioso tiene algunas características que comparte con el sistema endocrino. Éstas incluyen: integración en zonas corticales superiores; posibilidad de modificar fenómenos en diversas regiones del organismo, y uso extenso de retroalimentación negativa. Los dos sistemas emplean sustancias bioquímicas para la transmisión de señales. En el sistema nervioso, la transmisión bioquímica se lleva a cabo de una neurona a otra y entre las neuronas y sus efectoras. Dicha transmisión ocurre por medio de la liberación de cantidades pequeñas de sustancias transmisoras, desde las terminaciones nerviosas hasta la hendidura sináptica. El neurotransmisor cruza la hendidura por difusión y activa o inhibe a células postsinápticas al unirse a una molécula receptora especializada. En unos cuantos casos puede haber transmisión retrógrada de la célula postsináptica a la terminación de la neurona presináptica, lo cual modifica su actividad subsiguiente.

++

Con los fármacos que simulan o antagonizan las acciones de los transmisores químicos es posible alterar de manera selectiva muchas funciones autónomas. Estas funciones incluyen diversos tejidos efectores, como el músculo cardiaco, músculo liso, endotelio vascular, glándulas exocrinas y terminaciones nerviosas presinápticas. Los fármacos autonómicos son útiles en muchas situaciones clínicas. No obstante, una gran cantidad de fármacos usados con otros propósitos tiene ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.