Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

ESTUDIO DE CASO

A media tarde, un compañero lleva a JM, de 43 años al departamento de urgencias porque su estado no le permite seguir empacando verduras. Su marcha es inestable y al caminar se apoya en su auxiliador. JM tiene dificultad para hablar y deglutir, su visión es borrosa y los ojos están llenos de lágrimas. Su compañero señala que él se encontraba trabajando en un campo que por la mañana había sido fumigado con un material que olía a azufre. Unas tres horas después de comenzar su trabajo, JM sintió opresión retroesternal que le dificultó la respiración y solicitó ayuda antes de mostrar desorientación. ¿Cuáles son los pasos para la valoración y el tratamiento del enfermo y qué medidas se deben emprender?

Los estimulantes del receptor para acetilcolina y los inhibidores de la colinesterasa conforman un gran grupo de fármacos que simulan la actividad de la acetilcolina (agentes colinomiméticos) (fig. 7-1). Desde el punto de vista farmacológico, los estimulantes del receptor colinérgico se clasifican por su espectro de acción, según el tipo de receptor que activen, en muscarínicos o nicotínicos. Los parasimpaticomiméticos también se clasifican con base en su mecanismo de acción, porque se ligan en forma directa a los receptores colinérgicos (y los activan), en tanto que otros actúan en forma indirecta al inhibir la hidrólisis de la acetilcolina endógena.

FIGURA 7-1

Principales grupos de fármacos activadores de receptores colinérgicos, receptores y tejidos efectores. ACh, acetilcolina.

ESPECTRO DE ACCIÓN DE FÁRMACOS PARASIMPATICOMIMÉTICOS

Los estudios originales del sistema nervioso parasimpático indicaron que la muscarina, un alcaloide, simulaba los efectos de la descarga de impulsos parasimpáticos, es decir, eran parasimpaticomiméticos. La aplicación de muscarina a los ganglios y a los tejidos efectores de tipo autónomo (músculo liso, corazón y glándulas exocrinas) mostró que la acción parasimpaticomimética del alcaloide se producía por medio de la acción en los receptores situados en las células efectoras y no en los que estaban presentes en los ganglios. Los efectos de la propia acetilcolina y de otros fármacos parasimpaticomiméticos en las uniones neuroefectoras de tipo autónomo han recibido el nombre de efectos parasimpaticomiméticos y son mediados por receptores muscarínicos. A diferencia de ello, las concentraciones pequeñas del alcaloide nicotina, estimulan a ganglios de tipo autónomo y uniones neuromusculares de músculo estriado, pero no a células efectoras de tipo autónomo. En consecuencia, se denominó nicotínicos a los receptores presentes en ganglios y en músculo estriado. Más adelante, cuando se identificó a la acetilcolina como el transmisor fisiológico de los receptores muscarínicos y nicotínicos, se unió en el subtipo de receptores colinérgicos a ambos receptores.

Los receptores colinérgicos son miembros de las familias de conductos propios de la proteína G (muscarínicos) o de tipo iónico (nicotínicos), con arreglo a sus mecanismos de envíos de señales transmembrana. Los ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.