Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

ESTUDIO DE CASO

Una niña de 10 años con antecedente de asma mal controlada acude al servicio de urgencias con disnea importante y sibilancias inspiratorias y espiratorias; se encuentra pálida, no quiere acostarse y parece en extremo atemorizada. Su pulso es de 120 latidos por minuto (lpm) y la frecuencia respiratoria de 32/min. Su madre señala que se acaba de recuperar de una crisis leve de gripe y parecía tranquila hasta esa tarde. La niña utiliza un inhalador (albuterol), pero “sólo cuando en realidad lo necesita” porque sus padres tienen temor de que se vuelva muy dependiente del fármaco. Ella se administró dos descargas con su inhalador poco antes de acudir al hospital, pero “parece que no ayudó en absoluto”. ¿Qué medidas de urgencia están indicadas? ¿Cómo debe modificarse su tratamiento a largo plazo?

++

Un incremento consistente en la prevalencia de asma en los últimos 60 años ha hecho de ésta una enfermedad extremadamente común. Se desconoce la razón para este incremento (que se comparte entre todas las sociedades “occidentalizadas”), pero sólo en Estados Unidos, 18.9 millones de adultos y 7.1 millones de niños padecen asma a la fecha. La enfermedad representa 15 millones de consultas ambulatorias, 1.8 millones de visitas a los servicios de urgencias y 440 000 hospitalizaciones cada año. Pese a la mejora sustancial en el tratamiento de la enfermedad, el asma causa 3 400 defunciones por año en Estados Unidos.

++

Las características clínicas del asma son episodios recurrentes de disnea, sensación de opresión torácica y sibilancias, a menudo asociadas con tos. La característica fisiológica distintiva es el estrechamiento amplio, reversible, de las vías respiratorias y un incremento notable en la respuesta bronquial a los estimulantes inhalados; sus características anatomopatológicas incluyen inflamación linfocítica y eosinofílica de la mucosa bronquial. Estos cambios se acompañan de “remodelamiento” de la pared bronquial, engrosamiento de la lámina reticular por debajo del epitelio e hiperplasia de la vasculatura bronquial, de las glándulas secretoras, del músculo liso y de las células caliciformes.

++

En el asma leve los síntomas ocurren de forma intermitente con la exposición a alérgenos, contaminantes presentes en el aire, con el esfuerzo o después de infecciones virales de vías respiratorias altas. Formas más graves de asma se asocian con síntomas más frecuentes y más graves, en especial por la noche. La constricción crónica de las vías respiratorias causa deterioro respiratorio persistente, caracterizado por ataques asmáticos agudos frecuentes o bien por “crisis asmática”. Estos ataques más a menudo se asocian con infecciones respiratorias virales y se caracterizan por obstrucción grave del flujo del aire por contracción intensa del músculo liso de las vías respiratorias, formación de tapones espesos en la luz de las vías respiratorias y engrosamiento de la mucosa bronquial por edema e infiltración de células inflamatorias. El espectro de la gravedad del asma es amplio y los pacientes se clasifican en aquellos con tipos de asma “leve intermitente”, “leve persistente”, “moderada persistente” ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.