Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

ESTUDIO DE CASO

Un varón de 66 años de edad acude al médico de atención primaria por presentar agravamiento de la disnea, congestión torácica y síntomas de un resfriado grave (tos, rinorrea, congestión nasal y somnolencia) en la última semana. Entre sus antecedentes personales patológicos de importancia se encuentran insuficiencia cardiaca, hipertensión e hiperlipidemia. Los fármacos que toma en la actualidad son lisinoprilo, 20 mg al día, simvastatina, 40 mg al día, furosemida, 40 mg al día, y cloruro de potasio, 20 mEq al día. El paciente refiere el cumplimiento esporádico de los fármacos de prescripción, pero admite tomar varios compuestos de venta sin receta (OTC) en los últimos cinco días por sus síntomas de resfriado, entre ellos, Alka-Seltzer Plus Cold Formula (dos comprimidos cada cuatro horas durante el día), Sudafed (60 mg cada seis horas), Advil PM (dos comprimidos al acostarse). Sus antecedentes personales no patológicos de importancia incluyen el consumo de alcohol (tres a cuatro cervezas/noche). Sus signos vitales son los siguientes: afebril, presión sanguínea de 172/94 mmHg, frecuencia cardiaca de 84 lpm, frecuencia respiratoria de 16/min. En la exploración física se ausculta un galope S3; se observa edema con fóvea 3+ en sus extremidades inferiores y la exploración torácica revela estertores inspiratorios bilaterales. ¿Qué fármacos suelen contener las formulaciones para el “resfriado común” de los fármacos OTC? ¿Cuál de los compuestos OTC pudo contribuir a la hipertensión actual del paciente? ¿Intervienen algunos de estos fármacos en los signos de insuficiencia cardiaca?

++

En Estados Unidos, por ley, los fármacos se dividen en dos clases: aquellos cuya venta está restringida sólo a la prescripción médica y aquellos que tienen instrucciones escritas de uso seguro para el público. Esta última categoría constituye los medicamentos de venta sin receta (OTC), no incluye a los complementos alimenticios (vitaminas, minerales, compuestos herbolarios y botánicos), que están sujetos a una regulación diferente (cap. 64). En 2013, los estadounidenses gastaron unos 33.1 mil millones de dólares en productos OTC para medicarse ellos mismos para trastornos que van desde el acné hasta verrugas, productos que contienen casi 800 ingredientes activos en diversas formas y combinaciones.

++

Resulta evidente que muchos compuestos OTC no son más que productos similares a los que reciben publicidad, pero con mensajes que indican diferencias notorias entre ellos. Por ejemplo, existen más de 100 productos analgésicos generales diferentes, y casi la mitad de ellos contiene ácido acetilsalicílico, paracetamol, antiinflamatorios no esteroideos (NSAID), como ibuprofeno, o una combinación de estos compuestos como componentes primarios. Se distinguen entre sí por la adición de componentes dudosos, como cafeína o antihistamínicos; por frases comerciales elegidas para recomendar un uso específico o potencia (“para mujeres”, “migraña”, “artritis”, “máximo”); o por formulaciones de dosis especiales (comprimidos con cubierta entérica, comprimidos de gelatina, líquidos, tiras y comprimidos de desintegración oral, productos de liberación sostenida, polvos y productos solubles). Todas estas características implican un precio y, en la mayor parte de los casos, ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.