Skip to Main Content

Introducción

La afección denominada queratosis seborreica (QS) se caracteriza por lesiones epiteliales benignas que pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, excepto en las membranas mucosas.1

Este tipo de lesiones aparece en personas mayores de 30 años de edad.1,2 Su etiología aún no es clara, aunque se ha propuesto que tanto la exposición solar a rayos UV como el virus del papiloma humano pueden estar involucrados en la formación de estos tumores.1,3

Desde el punto de vista clínico, las lesiones precoces de la queratosis seborreica son máculas generalmente ovales que varían de coloración desde marrón claro hasta tonalidades oscuras y de manera característica tienen límites bien definidos; más tarde, estas lesiones progresan a placas de aspecto untuoso con una superficie anfractuosa, lo que le confiere un aspecto queratósico irregular a toda su superficie. Están compuestas por aberturas foliculares que pueden variar desde milímetros hasta centímetros (figuras 7-1, 7-2 y 7-3), y por lo general son múltiples. Algunos autores consideran al lentigo solar y a la QS plana una misma lesión.

Figura 7-1

Vista panorámica de tumoración bien circunscrita, crónica y pigmentada en piel de fototipo IV.

Figura 7-3

Queratosis seborreica con superficie anfractuosa y aspecto untuoso, fototipo IV.

Por lo general, el diagnóstico clínico de este tipo de tumores no representa mayor reto diagnóstico; sin embargo, es necesario distinguir las formas superficiales pigmentadas de otro tipo de lesiones como el lentigo maligno melanoma y los nevos atípicos. Cuando se encuentran irritadas, su diagnóstico suele ser difícil y se requiere un estudio histopatológico para descartar malignidad.4-6

Con fines pedagógicos, las queratosis seborreicas suelen clasificarse clínicamente en dos grupos: clásicas y QS planas o lentigo solar. Desde el punto de vista histológico se dividen en hiperqueratósica, acantósica, clonal, reticulada y adenoide.

Todas estas subclasificaciones se caracterizan por tener en común hiperqueratosis, acantosis y papilomatosis, con células basaloides y escamosas. Pueden presentar pigmento por la melanina de los queratinocitos, con exceso de producción de queratina, que tiende a formar quistes córneos sin alcanzar la superficie cutánea y que son los seudoquistes de milio, o bien tienen comunicación con ella y forman las aberturas foliculares o seudocomedones (figura 7-4).1-6

Figura 7-4

Seudoquistes córneos que no alcanzan la superficie cutánea (*) y aquellos que sí tienen comunicación con ella (flecha).

Claves dermatoscópicas

Con frecuencia, las QS planas...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.