Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

Las espiroquetas componen un gran grupo heterogéneo de bacterias móviles espirilares. Una familia (Spirochaetaceae) de la orden Spirochaetales consiste en dos géneros cuyos miembros son patógenos para el hombre, Borrelia y Treponema. La otra familia (Leptospiraceae) incluye un género de importancia médica: Leptospira.

Las espiroquetas poseen muchas características estructurales en común, como lo ejemplifica Treponema pallidum (figura 24-1). Son bacilos gramnegativos, largos, finos, helicoidales, espirilares o a manera de “sacacorcho”. Los bacilos T pallidum poseen una vaina externa o una cubierta de glucosaminoglucanos. En el interior de la vaina está la membrana externa que contiene peptidoglucano y que conserva la integridad estructural del microorganismo. Los endoflagelos (filamentos axiales) son organelos similares a flagelos en el espacio periplásmico, rodeados por la membrana externa. Los endoflagelos comienzan en cada extremo del microorganismo y describen una curva a su alrededor que se extiende hasta un punto medio, y lo cubren. En el interior de los endoflagelos está la membrana interna (citoplásmica) que confiere estabilidad osmótica y cubre el cilindro protoplásmico. Dentro de la célula, cerca de la membrana interna se encuentran una serie de tubos citoplásmicos (fibrillas corporales). Los treponemas se reproducen por fisión transversa.

FIGURA 24-1

Micrografía electrónica de Treponema pallidum, subespecie pallidum en preparación completa. Se identifican fácilmente los endoflagelos. Recuadro inferior: micrografía electrónica de Treponema pallidum, en corte fino. Se destaca la posición de los endoflagelos (EF) en el espacio periplásmico entre la membrana interna (IM) y la externa (OM). (Por cortesía de EM Walker.)

TREPONEMA PALLIDUM Y SÍFILIS

Morfología e identificación
A. Microorganismos típicos

T. pallidum es una espiral fina que mide 0.2 µm de ancho y 5 a 15 µm de largo, aproximadamente. Las espiras están espaciadas regularmente a una distancia de 1 µm, entre sí. Los microorganismos son muy móviles y rotan de manera constante alrededor de sus endoflagelos, incluso después de fijarse a las células a través de sus extremos ahusados. El eje longitudinal del espirilo por lo común es recto, pero a veces está flexionado de modo que forma un círculo completo en algún momento, y vuelve después a su posición normal recta.

Las espiras son tan finas que no se les identifica con facilidad, salvo que se utilice tinción inmunofluorescente o de campo oscuro. No captan de manera adecuada la anilina y otros colorantes, pero se les observa en tejidos si se les tiñe con el método de impregnación argéntica.

B. Cultivo

Como dato curioso, nunca se ha logrado el cultivo de T. pallidum patógeno en medios artificiales, huevos fecundados o cultivos de tejido.

En líquidos de suspensión apropiados y en presencia de sustancias reductoras, T. pallidum puede conservar su movilidad ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.