Skip to Main Content

Introducción

Las complicaciones agudas por lo general ocurren durante una sesión de hemodiálisis. De acuerdo con el orden de frecuencia, éstas incluyen:

  1. Hipotensión (5 a 40%).

  2. Calambres (5 a 20%).

  3. Náuseas y vómito (5 a 15%).

  4. Cefalea (5%).

  5. Dolor torácico (2 a 5%).

  6. Prurito (5%).

Existen otras complicaciones relacionadas con la hemodiálisis. La hipertensión arterial intradialítica es menos frecuente que la hipotensión arterial, pero tiene implicaciones pronósticas relevantes.

La fiebre y escalofríos en pacientes en hemodiálisis debe ser atribuida a infecciones endovasculares, sobre todo en quienes el acceso vascular es a través de un catéter venoso de alto flujo. Asimismo, es sugerente de infección endovascular la fiebre al final del tratamiento de hemodiálisis.

Se recomiendan la toma de hemocultivos, el retiro del acceso vascular y la cobertura empírica de cocos grampositivos meticilino-resistentes.

En la actualidad, la fiebre no debe atribuirse a las membranas de los dializadores u otras sustancias empleadas durante la hemodiálisis.

Finalmente, el síndrome de desequilibrio dialítico (SDD) es una complicación poco frecuente que requiere especial mención debido a la gravedad de la complicación y el potencial de prevención de la misma.

Cefalea

La duración de la hemodiálisis y la ultrafiltración, en asociación con el grado de depuración de solutos, incrementan la incidencia de cefalea, náuseas y vómito. La etiología de la cefalea durante la hemodiálisis se desconoce. Se considera a veces como una forma leve del síndrome de desequilibrio dialítico, o bien, puede estar asociado con el uso de acetato o ausencia de glucosa en el líquido dializante. En raras circunstancias puede deberse a hemorragia intracraneal exacerbada por la heparinización durante la hemodiálisis.

Una medida preventiva útil es disminuir la intensidad de la hemodiálisis, o emplear líquido dializante que contenga bicarbonato y glucosa. El tratamiento es sintomático si no hay otra causa de la cefalea.

Dolor torácico

El dolor torácico puede ocurrir junto con hipotensión intradialítica, o bien con el síndrome de desequilibrio dialítico. Deben considerarse otras posibilidades, las cuales incluyen angina, hemólisis y, rara vez, embolismo aéreo. Siempre que haya dolor torácico se debe considerar y descartar un síndrome coronario agudo.

Angina

Debe sospecharse su presencia ante todo paciente que se encuentre en hemodiálisis, dada la alta incidencia de enfermedad coronaria en este tipo de pacientes. Se debe realizar un electrocardiograma y solicitar enzimas cardíacas. Valorar suspender la hemodiálisis en lo que se logra estabilizar al paciente.

Hemólisis

Puede presentarse como dolor torácico opresivo o dolor de espalda. Merece una consideración especial como un factor etiológico, ya que si no se reconoce a tiempo, se puede presentar hiperpotasemia grave, pese a hemodiálisis simultánea.

Los siguientes hallazgos son altamente sugerentes de hemólisis:

  • Apariencia vinosa en la línea venosa.

  • Dolor torácico, dolor ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.