Skip to Main Content

Catarro común

El término “catarro común” se refiere a la infección viral aguda, leve a moderada, autolimitada, que involucra el aparato respiratorio superior. Los síntomas más comunes son estornudos, congestión nasal, rinorrea, odinofagia, tos, cefalea, malestar general y en ocasiones fiebre de bajo grado.

Etiología

Se han asociado más de 200 virus con el catarro común, de los cuales, los rinovirus son los más frecuentes (30 a 50%), seguidos de los coronavirus (10 a 15%). Algunos virus se presentan con mayor frecuencia durante estaciones del año específicas, por ejemplo durante el otoño y el invierno predominan el rinovirus y parainfluenza, mientras que el virus sincicial respiratorio (VSR) y los coronavirus son más frecuentes durante el invierno y primavera, los enterovirus durante el verano y los adenovirus se presentan con igual frecuencia durante todo el año.

Epidemiología y factores de riesgo

Se estima que un adulto en promedio presenta de dos a cuatro episodios de catarro común al año. Las rutas de transmisión más frecuentes son el contacto directo con personas infectadas o indirecto a través de fómites y la transmisión por gotas (estornudos o tos) y aerosoles. Independientemente del mecanismo de transmisión, para que se presente el catarro común, el patógeno requiere entrar en contacto con el epitelio nasal e infectarlo. Los factores de riesgo relacionados a infección grave son tabaquismo, desnutrición, inmunodeficiencia congénita y enfermedades crónico-degenerativas.

Cuadro clínico

El periodo de incubación es de 24 a 72 h. El cuadro clínico comienza con odinofagia y posteriormente se agrega rinorrea (la cual puede o no ser purulenta), congestión nasal, estornudos y en ocasiones tos entre el cuarto y quinto días de la infección. La fiebre es más común cuando la etiología es el VSR, virus de la influenza o adenovirus. La duración de la enfermedad es de 72 h en promedio; sin embargo, algunos pacientes pueden presentar síntomas hasta por dos semanas.

Diagnóstico

El diagnóstico del catarro común es clínico, los signos a la exploración pueden incluir inyección conjuntival, congestión nasal y eritema faríngeo; no suele haber adenopatías y la exploración de tórax no presenta anormalidades. Los estudios de imagen no están indicados de manera sistemática a menos que se sospeche de afectación pulmonar. Los hisopados nasofaríngeos se realizan únicamente con fines de investigación epidemiológica o ante la sospecha de infección por influenza. Entre los diagnósticos diferenciales se deben considerar rinitis alérgica, faringitis, amigdalitis o rinosinusitis bacteriana, la infección por influenza o la tosferina. Las complicaciones que se presentan con mayor frecuencia son la otitis media aguda (hasta en 30%), rinosinusitis aguda (8% de los casos). Es frecuente que en pacientes asmáticos, un episodio de infección viral de vías aéreas ocasione exacerbación de la enfermedad.

Tratamiento

El tratamiento del catarro común es únicamente sintomático, los antibióticos no confieren ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.