Skip to Main Content

ANATOMÍA Y FUNCIONES GENERALES

El sistema nervioso autónomo, también conocido como sistema nervioso central visceral, vegetativo o involuntario se distribuye ampliamente a todo el cuerpo y regula las funciones autonómicas que ocurren sin control consciente. En la periferia, consiste de nervios, ganglios y plexos que inervan al corazón, vasos sanguíneos, glándulas, otras vísceras y músculo liso en varios tejidos.

Diferencias entre los nervios autónomos y somáticos. Los nervios eferentes del sistema involuntario alcanzan las estructuras inervadas del cuerpo con excepción del músculo estriado, que recibe su inervación de los nervios somáticos. Las uniones sinápticas más distales en el arco reflejo autonómico ocurren en los ganglios que están completamente fuera del eje cerebroespinal. Tales ganglios son estructuras pequeñas, pero complejas, que contienen sinapsis axodendríticas entre las neuronas preganglionares y posganglionares. Los nervios somáticos no contienen ganglios periféricos y las sinapsis se encuentran por completo en el eje cerebroespinal. Muchos nervios autónomos forman plexos periféricos extensos, en tanto que tales redes están ausentes en el sistema somático. Los nervios motores a los músculos estriados están recubiertos por mielina, pero los nervios autónomos posganglionares por lo general no están mielinizados. Cuando se interrumpen los nervios eferentes espinales, los músculos estriados desnervados carecen de tono miógeno, se paralizan y atrofian, mientras que el músculo liso y las glándulas por lo general conservan cierto grado de actividad espontánea que es independiente de la inervación intacta.

Fibras aferentes viscerales. Las fibras aferentes de estructuras viscerales se encuentran en el primer eslabón en el arco reflejo del sistema autónomo. Con ciertas excepciones, como los reflejos axónicos locales, la mayor parte de los reflejos viscerales son mediados por el sistema nervioso central (SNC).

La información con respecto al estado de las vísceras se transmite al SNC a través de dos sistemas sensoriales principales: el sistema sensorial visceral de los pares craneales (parasimpáticos) y el sistema aferente visceral espinal (simpático) (Saper, 2002). El sistema sensorial visceral craneal transporta principalmente información quimiosensorial y mecanorreceptora, mientras que las aferentes del sistema visceral espinal principalmente transportan la sensibilidad relacionada con temperatura y lesión hística de tipo mecánico, químico o térmico. La información sensorial visceral craneal alcanza al SNC a través de cuatro pares craneales: el trigémino (V), facial (VII), glosofaríngeo (IX) y vago (X). Estos cuatro pares craneales transmiten información sensorial desde la porción interna de la cara y cabeza (V); lengua (gusto, VII); paladar duro y porción superior de la orofaringe (IX) y cuerpo carotídeo, porción inferior de la orofaringe, laringe, tráquea, esófago y órganos torácicos y abdominales (X) con excepción de las vísceras pélvicas. Estas últimas reciben inervación del segundo al cuarto segmentos espinales sacros.

Las aferentes viscerales de estos cuatro pares craneales terminan topográficamente en el núcleo del haz solitario (STN, solitary tract nucleus) (Altschuler et al., 1989). El sitio con terminación más masiva de fibras desde el STN es el núcleo parabraquial, que constituye el principal punto de ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.