Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

El grupo de los aminoglucósicos comprende gentamicina, tobramicina, amikacina, netilmicina (no disponible en Estados Unidos), kanamicina, estreptomicina, paromomicina y neomicina. El principal uso de estos fármacos es el tratamiento de infecciones causadas por bacterias gramnegativas aerobias; la estreptomicina es un fármaco importante para tratar la tuberculosis, en tanto que la paromomicina se utiliza por vía oral en la amebosis intestinal y el tratamiento del coma hepático. En contraste con la mayor parte de los inhibidores de la síntesis de proteína microbiana, que son bacteriostáticos, los aminoglucósidos son inhibidores bactericidas de la síntesis de proteínas. Las mutaciones que afectan las proteínas del ribosoma bacteriano, que es el blanco de estos fármacos, confieren una marcada resistencia a su acción. Sin embargo, es muy frecuente que la resistencia se deba a la adquisición de plásmidos o genes codificadores de transposones para las enzimas metabolizadoras de aminoglucósido o a alteraciones en el transporte del fármaco hacia la célula. Por consiguiente, puede haber una resistencia cruzada entre los miembros de la clase.

Tales fármacos contienen aminoglúcidos ligados a un anillo de aminociclitol mediante enlaces glucosídicos (fig. 54-1). Son policationes y su polaridad es la causa, en parte, de las propiedades farmacocinéticas que comparten todos los miembros del grupo. Por ejemplo, ninguno se absorbe en forma adecuada después de la administración oral, se observan concentraciones insuficientes en el líquido cefalorraquídeo (LCR) y todos se excretan con relativa rapidez por el riñón normal. Aunque los aminoglucósidos se utilizan de manera generalizada y son fármacos importantes, la toxicidad grave limita su utilidad. Todos los miembros del grupo comparten el mismo espectro de toxicidad, sobre todo nefrotoxicidad y ototoxicidad, la cual puede afectar las funciones auditivas y vestibulares del VIII par craneal.

Figura 54-1.

Sitios de actividad de diversas enzimas mediadas por plásmidos que pueden inactivar a los aminoglucósidos. La X roja indica regiones de las moléculas que están protegidas de la enzima designada. En gentamicina C1, R1=R2=CH3; en gentamicina C2, R=CH3, R2=H; en gentamicina C1a, R1=R2 =H. (Reproducida con autorización de Moellering RC Jr. Microbiological considerations in the use of tobramycin and related aminoglycosidic aminocyclitol antibiotics. MJA 1977;2S:4-8 Copyright 1977. The Medical Journal of Australia.)

Historia y origen. Los aminoglucósidos son productos naturales o derivados semisintéticos de compuestos producidos por diversos actinomicetos del suelo. La estreptomicina se aisló por primera vez de unas cepas de Streptomyces griseus. La gentamicina y la netilmicina se derivan de especies del actinomiceto Micromonospora. La tobramicina es uno de los diversos componentes de un complejo aminoglucósido (nebramicina) que es producido por S. tenebrarius. Tiene una actividad antimicrobiana y una toxicidad muy similares a la de la gentamicina. A diferencia de los demás aminoglucósidos, la amikacina, un derivado de la ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.