Skip to Main Content

Introducción

Image not available.

Familias de receptor de citocina y quimiocina

  • Propiedades generales de citocinas y quimiocinas

  • Seis familias de citocinas y moléculas de receptor asociadas

  • Antagonistas de citocina

  • Enfermedades relacionadas con citocina

  • Terapias basadas en citocina

Los cientos de millones de células que comprenden el sistema inmunitario de vertebrados están distribuidos en todo el cuerpo del huésped (capítulo 2). Algunas células circulan por los sistemas sanguíneo y linfático, mientras que otras son sésiles (permanecen en un solo sitio) en los tejidos linfoides primarios y secundarios, la piel, y la mucosa de los tractos respiratorio, alimentario y genitourinario. La clave para el éxito de un sistema tan ampliamente disperso es la capacidad de sus diversos componentes para comunicarse entre sí con rapidez y eficiencia, de modo que las células correctas puedan dirigirse hacia las ubicaciones apropiadas y poner en práctica las medidas necesarias para destruir agentes patógenos invasores.

Las moléculas que comunican células del sistema inmunitario se denominan citocinas. En general, las citocinas son moléculas solubles, aunque algunas también existen en formas unidas a membrana. La interacción de una citocina con su receptor sobre una célula blanco puede causar cambios de la expresión de moléculas de adhesión y receptores para quimiocina sobre la membrana blanco, lo que le permite moverse de un sitio a otro. Las citocinas también pueden emitir señales hacia una célula inmunitaria para que aumente o disminuya la actividad de enzimas particulares, o para que cambie su programa de transcripción, lo que altera sus funciones efectoras y las aumenta. Por último, pueden dar instrucciones a una célula respecto a cuándo sobrevivir y cuándo morir.

En un intento temprano por clasificar citocinas, los inmunólogos empezaron a numerarlas en el orden de su descubrimiento, y las nombraron interleucinas; este nombre refleja el hecho de que las interleucinas comunican entre (del latín, inter) sí a los leucocitos. Los ejemplos comprenden interleucina-1 (IL-1), secretada por macrófagos, e interleucina-2 (IL-2), secretada por células T activadas. Sin embargo, muchas citocinas que se nombraron antes de este intento de racionalizar la nomenclatura se han resistido a la reclasificación; así, los estudiantes se encontrarán con citocinas como el factor de necrosis tumoral o los interferones, que también son “interleucinas” en todos los aspectos salvo en el nombre.

Si bien el término citocina se refiere a todas las moléculas que comunican células inmunitarias entre sí, el nombre quimiocina se usa específicamente para describir la subpoblación de citocinas que comparte el propósito específico de movilizar células inmunitarias desde un órgano, o de hecho, desde una parte de un órgano, hacia otro. Las quimiocinas pertenecen a la clase de moléculas llamadas quimioatrayentes, moléculas que atraen células al influir sobre el montaje, el desmontaje y la contractilidad de proteínas del citoesqueleto y la expresión de moléculas de adhesión de superficie celular. Las quimiocinas atraen células que tienen los receptores de quimiocina apropiados hacia regiones ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.