Skip to Main Content

Aparato digestivo

El aparato digestivo o tracto gastrointestinal es el encargado de nutrir al cuerpo humano y esto lo realiza a través de tres procesos fundamentales: digestión, absorción y eliminación (cuadro 15-1). En general, la digestión es la descomposición mecánica y química de los alimentos en componentes más pequeños, para que sean absorbidos y enviados al torrente sanguíneo.

Cuadro 15-1.

Tabla del sistema digestivo. Se representan los órganos principales y un resumen de sus características de mayor relevancia.

El tubo digestivo procede embriológicamente del endodermo, al igual que el aparato respiratorio. El tracto digestivo es una estructura tubular que inicia en la boca y termina en el ano, de aproximadamente de 10 a 12 metros de largo. Para su estudio, el tracto gastrointestinal se divide en tres partes principales:

  1. La cavidad oral está integrada por los labios, los dientes, la lengua y las glándulas salivales.

  2. El tracto tubular conformado por el esófago, el estómago, los intestinos delgado y grueso, el recto y el ano.

  3. Las glándulas accesorias incluyen el hígado, vesícula biliar y páncreas exocrino (figura 15-1).

Figura 15-1.

Aparato gastrointestinal. Se observan en la figura los principales componentes que conforman el tracto digestivo, desde el inicio que es la boca hasta la terminación del mismo en el ano. Además de las glándulas accesorias como las glándulas salivales, el hígado, la vesícula biliar y el páncreas.

La función del sistema digestivo es la degradación física y química del bolo alimenticio para que pueda ser absorbido por el organismo a través del intestino. Cada fracción del tubo digestivo está especialmente diseñada para realizar los procesos ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.